Las iglesias pintadas de Troodos en Chipre

Iglesia de Troodos

El imperio bizantino se anexionó la isla de Chipre durante la conquista a finales del siglo X. A partir de entonces quiso implantar su cultura en todos los ámbitos, especialmente dentro del mundo de las artes y la arquitectura. Tanto es así que, hoy en día, podemos ver en las montañas de Troodos una de las mayores concentraciones de iglesias y monasterios bizantinos del mundo. Un conjunto que forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1985.

Las montañas de Troodos conforman la cordillera más grande de Chipre, y cruzan totalmente la isla. Su cima más alta es el Monte Olimpo, situado a 1.952 metros de altitud. Repartidas por toda esta cordillera se encuentran diez iglesias y monasterios decoradas con maravillosos frescos bizantinos. Estos templos, por orden cronológico, son:

  1. Iglesia de San Nicolás
  2. Monasterio de San Juan
  3. Iglesia de la Virgen o de Asinou
  4. Iglesia de la Virgen
  5. Iglesia de la Virgen
  6. Iglesia del Arcángel San Miguel
  7. Iglesia de la Santa Cruz
  8. Iglesia de la Virgen
  9. Iglesia de la Santa Cruz
  10. Iglesia de la Transfiguración

Además de compartir nombre alguna de ellas, todas tienen un denominados común: los frescos y murales bizantinos que las decoran, y por lo que forman parte del Patrimonio de la Humanidad. El estado de conservación en el que se hallan también es sumamente impactante. Hay iglesias pequeñas y otras enormes, como el Monasterio de San Juan, posiblemente el más llamativo por su grandeza.

La más antigua de estas iglesias es la de San Nicolás, que data del mismo XI, y el Monasterio de San Juan, de la misma época. Desde este siglo y hasta el XV, la montaña de Troodos se fue poblando de estas iglesias y monasterios. No era ni es una cordillera deshabitada, ya que hay pequeños pueblos de montaña en ella.

Un último detalle curioso: la Iglesia de la Transfiguración cuenta con un tejado de madera bastante empinado, con tejas de madera enganchadas. Según los estudiosos, este tipo de tejado en una iglesia bizantina es único en el mundo y no lo veréis en ningún otro lugar. Una excusa más para perderse en la aventura de estas pequeñas iglesias y sus frescos, la mejor manera de apreciar la visión histórica de la pintura bizantina en Chipre.

Foto Vía Mariusz Travel

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top