Laponia, la tierra del hotel de hielo

laponia

En Europa del Norte encontramos una región llamada Laponia, que está dividida entre Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia. La Laponia sueca está bien al norte del país y lo cierto es que si te gusta la geografía vasta y salvaje, esa que te hace sentir que en el mundo no hay nadie mas que tu, entonces debes conocerla.

Es uno de los paisajes mas maravillosos de Europa, es hermoso, tranquilo, natural, extenso. Creo que la palabra es esa, extenso. Uno está acostumbrado a los paisajes hermosos pero apretados entre montañas, laderas y bosques tupidos, pero aquí los paisajes son extensos, enormes, quitan el aliento. La Laponia sueca está dividida en dos pues si bien una parte, la mayor, de este tesoro natural está al alcance de los visitantes sin mucho esfuerzo, otras áreas son solo accesibles para los excursionistas experimentados o quienes tienen ansias de aventuras.

Si formamos parte del primer grupo llegaremos seguro por la ciudad de Kiruna. En avión es un viaje de una hora y media desde Estocolmo, y es la ciudad base para viajar después rumbo a los centros de montaña de Riksgränsen, Björkliden o Abisko, y a la montaña mas alta del país, la Kebnekaise. Kiruna de por sí es una ciudad que tiene lo suyo pues está situada entre dos montes que se utilizaron durante muchos años como minas. De hecho, uno de ellos sigue en funciones y es una de las minas mas profundas del mundo con 1600 metros de profundidad, lo que está hundiendo la ciudad literalmente.

ice-hotel en Laponia

Kiruna está a solo 145 kilómetros del Círulo Polar Ártico y a partir del 30 de mayo y hasta mediados de julio puede observarse en su cielo el famoso Sol de Medianoche. Pero sin dudas, lo mas popular que tiene Kiruna es el Jukkasjärvi, el Hotel de Hielo, uno de los hoteles más exclusivo y espectaculares del mundo. Fue construido por primera vez en 1990 después de una exitosa exhibición de arte en hielo y después se construyó el definitivo en Duchesnay, una estación de ecoturismo donde uno puede hacer de todo.

El hotel de hielo mide 4 milm2 y sus bloques de hielo provienen del cercano río Tome que tiene aguas transparentes. Todos los años hay un concurso de diseñadores que deben darle color y forma a una habitación, y además tiene una iglesia de madera que data de 1606, un museo de los sami, la gente de la región, un sauna de hielo, cine, cuartos y un bar original llamado Absolut Ice Bar.

Cada una de las habitaciones está iluminada con lámparas de aceite o por los débiles rayos del sol de medianoche, casi no hay ruidos, las camas tienen pieles y sacos polares y en fin, la verdad es un lugar muy peculiar. La Laponia sueca, entonces, un sitio helado… para no congelarse.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top