La Ruta de los Castillos, en Alemania

castillo-neuschwanstein

El Medioevo nos ha dejado una Europa plagada de castillos. Siglos después estas fortalezas de piedra incómodas y frías aparecen ante nuestros ojos como lugares románticos, mágicos, de leyenda. Sitios que parecen sacados de libros de aventuras donde los caballeros brillaban con sus armaduras y las damas con sus largos y lánguidos vestidos. De la leyenda a la realidad hay todo un trecho pero desde el punto de vista del siglo XXI podemos darnos el lujo de imaginar un mundo medieval con encanto y sin miserias, ¿no es cierto?

En Alemania hay una Ruta de los Castillos y esta ruta es una de las mas largas del país y de las más antiguas pues en 2004 cumplió 50 años de vida. Toda la ruta está señalizada y recorre unos 1000 kilómetros de distancia desde Mannheim hasta la misma ciudad de Praga. Es diversa, atraviesa muchos sitios históricos, hermosos paisajes naturales, castillos románticos y palacios de cuentos de hadas. Habla de un pasado glorioso y más que sus restos lo que vemos es el legado de su gloria. Castillos, paisajes y muchos pueblos y aldeas, eso es lo que puebla esta Ruta de los Castillos alemanes.

ruta-de-los-castillos-2

En la medida en que el río Neckar se mete en la legendaria región de Odenwald revela su belleza, la planicie Hihenhole parece realmente infinita y los pueblos son uno mas pintorescos que otros. La Ruta de los Castillos va de uno en otro, de un castillo medieval a una aldea romántica, de reliquias de la época romana a antiguas torres de observación medievales. Visita pueblos como Bad Wimpfen, Rothenburg o Mosbach y hasta amplios viñedos y la verdad es que todos merecen una visita.

En el pueblo rococó de Auerbach hay muchas fortalezas para ver y edificios de estilo barroco, también está la ciudad imperial de Nuremberg y los antiguos pueblos de Coburg, Bamberg, Bayreuth, Kulmbach y Kronach. En cierto punto la Ruta de los Castillos abandona Alemania y se mete en República Checa pasando por el pueblo de Karlovy con sus manantiales de agua caliente y por Marianske Lazne, antes de terminar por fin en Praga. Es una ruta maravillosa y si alquilas un coche uno de los mejores pases que puedes hacer en Alemania.

Foto: vía TripAdvisor
Foto 2: vía Easy Voyage

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top