La isla Stewart, paraíso de Nueva Zelanda

Isla Stewart en Nueva Zelanda

Sobre el mar de Tasmania, en Nueva Zelanda, encontramos la Isla Stewart, una hermosa isla llena de verde vegetación y vida para todos los amantes del turismo de aventura y el senderismo.

La isla Stewart de Nueva Zelanda es casi uno de los rincones más pequeños del planeta, se encuentra a 2.000 kilómetros de Australia y a 30 kilómetros al suroeste de Bluff. La reconocemos por ser, vista en el mapa, un puntito pequeño sobre la isla más grande del país.

Su territorio está mayormente ocupado por el impactante Parque Nacional Rakiura, que es el nombre maorí que tiene la isla. En medio del parque se encuentra el aeropuerto utilizado por helicópteros y aviones charter de transporte pequeño ya que la forma más popular de llegar a la isla Stewart es en ferry recorriendo las aguas del Mar de Tasmania o del sur del Océano Pacífico.

La isla cuenta con 6 localidades importantes, Kilbride, Kaika, Freds Camp, Silvertown, East End y Watercress Beach, siendo esta última localidad la única poblada con espacios destinados al turismo, que a su vez se centran en las pequeñas localidades de Halfmoon Bay y Oban, ambas en el estrecho que se forma por la extremidad de la isla sobre el mar de Tasmania.

Mapa de la Isla Stewart

A pesar de ubicarse en un espacio tan reducido de la isla, la variedad de alojamiento es realmente importante. Hemos podido encontrar además de algún hotel de lujo, alojamientos especiales para mochileros, hostales y apartamentos para alquilar.

Para los mochileros, la opción es Liz Cave & Heath Allen, que se encuentra en una de las mejores ubicaciones de la isla y organiza diferentes excursiones y paseos, ofrece dormitorio individual por menos de 20 euros y doble por menos de 45 euros.

Si prefiere hospedarse en un apartamento, en el centro de la Bahía Halfmoon puede optar por habitaciones de categoría 3 estrellas en el hotel South Sea.

Y si la idea es hospedaje con desayuno incluido, en el Jo & Andy`s Bed & Breakfast podrá hospedarse y además de conocer del paraíso de esta isla, si el día no ayuda, disfrutar de una gran colección de música y libros en el hermoso bar del hotel.

Un detalle más: si llega con poco dinero y ganas de trabajar durante el verano algunos de estos establecimientos ofrecen hospedaje y comida a cambio de trabajo.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top