La Dimora, un hotel con encanto en Córcega

Hotel La Dimora en Corcega

Oletta es una pequeña villa de la Alta Córcega; esta isla es única región francesa productora de vinos fuera del continente, pedregosa y húmeda, isla de contrastes con nieve y sol, un enclave privilegiado para la producción de vinos, como la pequeña Patrimonio, que junto con Oletta, Saint Florent y Bastia forman parte de una región que nos espera con sus bellezas naturales y su impresionante riqueza y diversidad cultural.

Aquí se encuentra el hotel La Dimora, instalado en una antigua casa de campo del XVIII, que nos seduce con su autenticidad y discreto lujo.  Ubicado en el corazón de la ruta del vino, a sólo 4 km de la ciudad balnearia de Saint-Florent, este hotel  es una invitación a disfrutar de no hacer nada.  Nos da la bienvenida desde la entrada de noble villa de verano que hasta el siglo XVIII fue un establecimiento agrícola dedicado a la producción de aceite de oliva, frutas, cereales y lácteos.

En un lugar de fascinante belleza y abundante vegetación, La Dimora con sus gruesos muros de piedra, conserva la estética rural original, simple, única y abierta a espacios que satisfacen sus deseos de quietud, bienestar, emoción y belleza

De fácil y rápido acceso a las campos de golf de Saint Florent y los Agriates, invita a la práctica de diversos deportes náuticos, y paseos por la orilla del mar. Su excepcional ubicación geográfica permite igualmente realizar una vasta gama de actividades ligadas a la exploración de lugares naturales y  largos paseos a caballo o a pie.

habitacion-la-dimora

Memorias del pasado, alta tecnología y gran confort definen una decoración propia para cada habitación; maderas, piedra calcárea, colores que recuerdan antiguos pigmentos; cada habitación es una isla de calma, con ambientación personalizada, vibrando en una atmósfera única, íntima, serena y suave.

La Dimora es el punto de partida ideal para conocer las villas,  monumentos históricos y riquezas patrimoniales de la región; equidistante del litoral marítimo y las crestas de Nebbiu, a pocos kilómetros de Oletta, Saint Florent, Patrimonio y Bastia,  se encuentra cerca de todo y lejos de la agitación turística de otros lugares de la isla.

En el jardín del hotel se puede disfrutar de la  sombra plateada de los olivares tendidos en  reposeras de madera, cerca de la piscina; un sendero nos conduce al espacio dedicado a baños, con cabinas individuales de masajes, donde podremos recibir unos masajes o dedicarnos a una sesión de reflexología, shiatzu o aromaterapia.

Además, aquí se realizan varios eventos deportivos y culturales,  con espectáculos para todas las estaciones del año como festivales de guitarra, cine, música latina y ferias de vinos.

La Dimora se encuentra en la ruta de Saint Florent, Oletta, Córcega.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top