La Catedral de Nicaragua declarada Patrimonio Mundial

Catedral de León, Nicaragua

La catedral de la ciudad de León, en Nicaragua, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por el comité de la Unesco. Se trata del templo católico más grande de toda Centroamérica. Fue erigido entre 1747 y 1814, según los planos del arquitecto guatemalteco Diego José de Porres.

Arquitectónicamente, el monumento destaca por constituir un testimonio de la transición entre el estilo barroco y el estilo neoclásico. En su totalidad, se trata de un edificio de arquitectura ecléctica, ya que reúne elementos de una y otra escuela estilística.

Cada año esta catedral recibe miles de visitas, y en su interior descansan los restos de numerosos personajes ilustres, entre ellos el poeta Rubén Darío, de origen nicaragüense. La decoración del interior es sobria pero impactante, con nada menos que 34 cúpulas que convierten a la catedral en una de las mejor iluminadas con luz natural de su continente.

Desde lo alto del edificio, accediendo a su parte superior, se pueden obtener vistas sorprendentes de las inmediaciones que rodean a la catedral, una postal que ningún turista se quiere perder.

Así, la catedral de León constituye el segundo sitio declarado Patrimonio de la Humanidad en Nicaragua, antecedido por las Ruinas de León Viejo, distinguidas en 2000.

Foto vía: La Sandino

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top