La belleza de la Cueva Smoo, maravilla en Escocia

cueva-smoo

Las cuevas son formaciones espectaculares, preciosas. Cuando uno está dentro es fácil imaginar porqué la gente de antes creían que eran puertas a otros mundos. En Escocia, en las Tierras Altas de Durness, se esconde la Cueva Smoo.

La Cueva Smoo es una cueva marina formada en tierra caliza a lo largo de dos líneas geológicas débiles y así el hueco de la cueva se formó, según los expertos, debido a la combinación de la erosión marina y con la de un arroyo subterráneo. Así, es algo digno de ver y una joya única del Reino Unido. Es de hecho una pequeña maravilla pues mientras la primera cámara se ha formado por acción del mar las cámaras internas se han formado por el arroyo y por la acción del agua de lluvia.

Además, en una parte del recorrido las aguas forman una cascada preciosa de 20 metros de alto. En realidad se puede pensar que la cueva está formada por dos cuevas que nacieron de procesos diferentes que en un punto se han encontrado. Hoy se distinguen tres secciones, una cueva marina con una gran entrada, la cámara de la cascada y un pasaje de agua dulce que termina en una cámara-sumidero con extrañas y bonitas formaciones rocosas. El mar se ha encargado de hacer cada vez más grande la entrada y la cámara marina hoy mide 40 metros de ancho y 15 de alto, y la entrada la encuentras al final de un cañón que alguna vez le perteneció a la cueva pero colapsó.

Hoy la cueva tiene 83 metros de largo  y los arqueólogos han encontrado rastros del paso de antiguas culturas. Está situada a 2 km de la aldea de Durness, hay un estacionamiento, baños, senderos y escaleras. Las visitas guiadas solo funcionan en verano e implica llevar a la gente en bote.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top