Khaju, el puente más hermoso de Irán

puente-khaju

Es cierto. No es un buen momento para ir de visita a Irán pero en algún momento eso será posible y entonces podremos empezar a conocer de primera mano, y no por libros o documentales, sus atracciones naturales e históricas. Y las tiene, Persépolis por ejemplo, después de todo sus tierras han sido cuna de importantes civiliaciones.  Hoy aquí, en este país, viven 79 millones de personas y de esta cantidad 3 millones y medio lo hacen en la ciudad de Isfahan, la capital de la provincia del mismo nombre.

La plaza principal de Isfahan es una de las plazas de ciudad mas grandes del mundo y la UNESCO la considera Patrimonio Mundial. Historia, cultura y arte se entremezclan en sus calles y por aquí te toparás con un puente particular, llamativo: el Punte Khaju. Este puente fue construido alrededor del año 1650 remplazando a un puente más antiguo. Su construcción la ordenó el Sha Abbas II y en realidad tenía y tiene una doble función: permitir el cruce por sobre el río Zayandeh uniendo los barrios de Khaju y Zoroastrian y actuar también como represa.

¿Puente o edificio? Ambas cosas pues su tamaño siempre ha permitido reuniones públicas y hasta en algún tiempo funcionaba dentro una casa de té. Las ornamentaciones originales, con muchas pinturas, se perdieron, y lo mismo los lujos que debía tener la habitación interna en donde el mismo Sha se sentaba a disfrutar de las vistas del puente. Hoy aquí queda solo los restos rocosos de la antigua silla del gobernante. Pero por donde se lo mire el Puente Khaju es un bello ejemplo de la arquitectura persa, digno, con ritmo propio, consistente, útil y hermoso.

El Puente Khaju recorre 105 metros de largo y tiene 14 metros de ancho. Tiene 23 arcos en total y se camina por un sector que tiene 7.5 metros de ancho. Está construido con ladrillos y rocas sobre islas e islotes. Su función de regular la inundación del río la cumple con sus puertas situadas debajo de cada arco. Se cierran y se abren permitiendo irrigar jardines y tierras río arriba. Las vistas se tienen desde los pabellones de forma octogonal, ocho en total, de ambos lados, y los coches y caballos pasan por la parte superior del puente mientras el nivel más bajo es el accesible a los peatones.

Foto vía: Bamjam

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top