Isla Verde, destino en Taiwán

isla-verde

Si te gusta Oriente no debes dejar fuera de tus recorridos Taiwán. Esta pequeña isla de la que emigró tanta gente en los años ’70, cuando la economía estaba en problemas, es hoy un país desarrollado y moderno. Yo adoro Taipei y creo que junto con Tokio y con Seúl son ciudades de esta parte del mundo que no puedes perderte. Pero Taiwán es mucho mas que su ciudad capital o que la isla principal. Hay un puñado de islas fuera de la costa que con el tiempo se han convertido en destinos populares de vacaciones y escapadas. Algunas islas, incluso, están bien cerca de la costa de China continental y eso es una ventaja para cruzar.

Una de estas islas es la llama Isla Verde del océano pacífico. Es la cuarta isla mas grande de Taiwán y está a escasos 33 kilómetros de la costa. Es decir, en un viaje en avión llegas en diez minutos aunque lo mas común es cruzar en ferry. La historia dice que esta isla era sede de cárceles y es verdad, aquí se han alojado muchos prisioneros políticos y criminales pero hoy las cárceles están cerradas y la isla es visitada por turistas. Los turistas vienen por la belleza de sus playas de arenas blancas y aguas turquesas y por las ofertas en materia de buceo y snorkel.

Lo bueno es que la Isla Verde es pequeña así que todas las atracciones turísticas están cerca las unas de las otras y puedes ir caminando a todas ellas o alquilar una moto pequeña.  Además, hay muchos tours locales a los que puedes sumarte. Las aguas aquí son bien claras así que bucear y hacer snorkel están entre las actividades principales. Hay arrecifes de corales y mucha fauna y flora marina así que es un pequeño paraíso submarino. También hay manantiales de agua sulfúrica a los que la gente acude para mimar un poco su cuerpo. Se trata de los manantiales Zhaori que están situados en el sudeste de la isla.

Mucha gente contrata un paquete de viaje + alojamiento en el que está incluido el alquiler de una moto para moverse y la excursión de buceo y snorkel. La isla es pequeña, tranquila y antes de irte puedes conocer el faro y la vieja prisión.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top