Hotel Unique, vanguardia y diseño en São Paulo

hotel-unique

São Paulo es un estado al sudeste de Brasil. Su capital São Paulo es la ciudad más grande, no sólo de Brasil sino de Latinoamérica, y la segunda más grande del mundo. Considerando la región metropolitana alberga más de 19.5  millones de habitantes, transformándose en la octava área urbana del mundo. Es el centro financiero y comercial y con sus casi seis mil rascacielos, sólo es superada por Hong Kong y Nueva York.   Aquí se puede encontrar todo tipo de arquitectura, desde lo impersonal hasta lo más exótico y original. Precisamente así es el Hotel Unique, creado por diseñadores, con su inusual  silueta, en el que nos vamos a alojar hoy.

Es un cinco estrellas de diseño, cuya fachada brilla debido a una pátina de cobre.  El diseño es de Ruy Othake, elegante y audaz, y la solución paisajística son unos jardines colgantes diseñados por Gilberto Elkis. Este hotel fue inaugurado en el año 2003 y suma a sus características particulares su excelente ubicación, junto al Parque do Ibirapuera y muy cerca de la Avenida Paulista y las principales carreteras que llevan a los lugares neurálgicos de Sao Paulo y el aeropuerto de Congonhas.

Son 95 habitaciones distribuidas en seis pisos, todas con vista al Parque Ibirapuera o el distrito de Jardins con sus calles frondosas; tiene restaurante, bar, piscina climatizada, gimnasio, centro de salud y una sala de conferencias con capacidad para 1200 personas, ubicada en el sótano, cuyo ambiente tiene 100 metros de largo y 50 metros de ancho más una altura de seis metros.

Este hotel es considerado una obra de arte urbana: tiene la forma de un gran arco invertido, de 100 metros de largo y 25 metros de altura, con ventanas circulares de 1.80 metros de diámetro. Los pasillos son curvas tangentes que reciben luz natural, y la forma curvada continúa dentro de doce de las habitaciones dando una sensación de infinito.  Los jardines colgantes llenan vacíos y son una innovación sin precedentes en el mundo de la hotelería.

Posee también estacionamiento para 700 vehículos, servicio de habitación las 24 h., lavandería, ciber café y biblioteca, saunas a vapor y seco, piscinas templadas y bar, servicio de spa disponible mediante solicitud y acceso a Internet wireless en todo el hotel.

Un ascensor panorámico permite el acceso independiente al restaurante y al bar; vale la pena darse una vuelta por éste, llamado The Wall: con un diseño único, en sus paredes luce réplicas de pinturas de la escuela de Aleijadinho y posee una biblioteca con más de 300 libros de diseño, arquitetctura, arte y fotografía. La piscina climatizada y con control por sono-radar es exclusiva para huéspedes y por las noches se transforma un una extensión del bar, proporcionando una experiencia única en San Pablo.

Foto: Emiliano Homrich

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top