Hotel Randolph, un palacio en Oxford

hotel-randolph

La capital del condado de Oxfordshire es Oxford, considerada uno de los más bellos de Inglaterra desde el punto de vista paisajístico. Es una de las dos ciudades universitarias más antiguas del país; ha dado al mundo cuarenta y seis premios Nobel, y nos espera con sus torres y agujas góticas doradas por el sol que señalan el camino hacia sus rincones secretos y maravillosos tesoros. Precisamente aquí se encuentra el Randolph Hotel, un cinco estrellas que funciona en una lujosa mansión construida a mediados del siglo XVIII, exactamente en el año 1864, en el que nos vamos a a alojar hoy.

El Hotel Randolph posee ciento cincuenta y una habitaciones con aire acondicionado, servicio de Internet inalámbrica y un lujoso Spa. Las habitaciones pueden ser de estilo clásico, individuales, muy cómodas, con baño completo, zona de estar y escritorio; ejecutivas, para los que necesitan trabajar, con acceso a Internet inalámbrica y amplio escritorio; habitaciones especiales de magnífica cama con dosel para una noche romántica, habitaciones para familias con vistas al impresionante Ashmolean Museum, el más antiguo de Inglaterra,  y habitaciones con cuarto de baño accesible equipada con una puerta de acceso más amplia, cables de alarma y baño con pasamanos.

habitacion-randolph

Aquí podrán disfrutar del Bar Morse, un homenaje al mítico detective creado por Dexter Colin y un restaurante que ha sido galardonado con dos rosetas AA por la calidad de su atención y comida. Por otra parte su servicio de conserjería, para el cual según dicen no hay necesidades grandes o pequeñas, recibió premios al Conserje del Año otorgados por la Sociedad Golden Keys.

Este Hotel es ideal para convenciones y bodas, para las que ofrece 6 únicas salas de reunión, elegante salón de fiestas y salones para cenas de gala, acceso a internet inalámbrica mediante pago y en el caso de convenciones o congresos, el equipamiento necesario como proyectores y pantallas además de bocadillos de bienvenida y almuerzo. Si se trata de una boda, les ofrece personal especializado que se ocupará de organizarlo todo, inclusive de conseguir las licencias para matrimonio.

Ya que estamos en el Hotel Randolph, no dejemos de visitar las principales atracciones turísticas de la ciudad, de las que estamos a sólo un paso, como la Universidad de Oxford, el Museo del río Pitts, el Castillo de Oxford, el Palacio de Blenheim donde nació Winston Churchill y los Cotswolds, aldeas de las afueras con el típico perfil de la postal inglesa.

Este Hotel se encuentra muy bien comunicado mediante los principales medios de transporte y el servicio de autobuses con Londres y el Aeropuerto de Heathrow.

Fotos: Hotel Randolph

Tags: , , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top