Hotel Lou Batistou, vida rural en los Pirineos

hotel-lou-batistou

En el año 1930, esta región de los Pirineos era famosa por la cría del Noir de Bigorra o negro gascón, pariente del ibérico, un cerdo que, alimentado con bellotas y castañas y trotando alegremente por el prado, daba una carne espectacular. La introducción de razas inglesas para conseguir mayor productividad en menos tiempo casi lo condenó a la desaparición: en 1981, sólo quedaban aquí en Bigorra, 34 hembras y dos reproductores. La iniciativa de gobernantes y empresarios consiguió salvar a la raza de la extinción y dar un nuevo impulso turístico a la región.

Precisamente aquí donde se salvó el Noir de Bigorra, en la localidad de Juillan, se encuentra esta antigua granja de 1823 que nos espera para compartir algunos días de la característica vida rural de la región.

Ubicada en la villa y construida en 1823, la casa de Lou Batistou es una granja típica de Bigourdane: piedra, madera, pizarra y guijarros.  Los antiguos pozos y el patio adoquinado dan un auténtico aire rural reforzado por el aspecto interior: grandes volúmenes, materiales tradicionales y nobles, muebles antiguos. Una entrada independiente, ha permitido crear la casa de huéspedes donde nos vamos a alojar hoy.

La casa de huéspedes está compuesta por cuatro habitaciones, amplias, con pisos encerados, paredes a la cal, muebles antiguos y vigas a la vista, decoradas en distintos colores y con nombres característicos: Napoleón III, Años 1930, Les Demoisilles cuyos colores y decoración evocan la vendimia y Pic du Midi, confortable y con vistas a esta montaña.

La sala de estar con la bodega y vistas a un patio lleno de encanto ofrece relajantes vistas al jardín; ofrece servicio de jacuzzi, internet de alta velocidad, comodidades para no fumadores y estacionamiento privado; no se admiten mascotas y abre entre el 15 de marzo y el 31 de octubre.

Aprovechemos la estancia en el hotel para conocer las bellezas de kla región y disfrutar de su exquisita gastronomía, com los Pirineos, la villa de Lourdes, lugar de peregrinaje católico, el jardín de Massey Tarbes, el mismo director del Parque Trianon de Versalles y que alberga renombradas especies botánicas, el haras de Tarbes, creado por Napoleón, de estilo simple y sobria belleza clásica, dar un paseo en el Tren Artouste entre montañas, el Puente de España, unas excepcionales cascadas con flora y fauna únicas en Europa…

Queda mucho en el tintero, como las grutas, las viejas minas de oro, el abismo de Esparros; es muy fácil llegar a Bigorra ya que se encuentra a cinco minutos del aeropuerto de Tarbes, y muy bien comunicado mediante la carretera nacional 21.   El hotel se encuentra en el N° 9 de la rue Voltaire, Juillan.

Foto: Trip Advisor

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top