Guía de parques nacionales en Islandia

Parque Nacional de Vatnajokull

Géiseres, cascadas, desiertos, valles glaciares, volcanes, fiordos… Islandia está considerada la tierra del hielo y el fuego. Un lugar perfecto para hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza . Su origen volcánico hace que todo lo que nos encontremos a nuestro paso sea original y diferente.

De ahí que nada mejor que conocer un poco los seis parques nacionales con los que cuenta Islandia para disfrutar de las maravillas naturales que encierran cada uno de ellos. Fuentes de las que brota agua caliente, cascadas, piscinas naturales a las que gente acude buscando el turismo saludable, lagos, volcanes y algunos de los glaciares más grandes de Europa.

– Parque Nacional Hornstrandir

Ocupa la península más septentrional de Islandia, en los fiordos del oeste. Allí podemos disfrutar de más de 260 especies de plantas y animales, destacando sobre todo el zorro polar, las aves marinas y las focas. No es una reserva natural muy visitada ya que se encuentra en una de las zonas más despobladas de Islandia. Esto hace que su encanto sea mucho mayor, especialmente para los que buscáis los viajes de aventura. Los paisajes son espectaculares, con valles glaciares, tundras y acantilados.

– Parque Nacional Jokulsargljúfur

Creado en 1973, este parque nacional se sitúa en el norte de Islandia, y es conocido especialmente por su cascada Dettifoss, la más caudalosa de Europa. Otro lugar perfecto para los amantes de la naturaleza y el deporte de riesgo, ya que cuenta con muchos cañones y montañas volcánicas. El río que atraviesa el parque es el Jokulsa a Fjollum, río que si recorremos nos lleva a contemplar un paisaje de singular belleza.

– Parque Nacional Skaftafell

Creado en 1967, este parque nacional se sitúa en el sur del país, siendo el segundo más grande de Islandia con una superficie de cinco mil kilómetros cuadrados. Es de una gran belleza natural, formada especialmente por el agua de los glaciares y el río Skeydara. Disfrutaremos con estos glaciares, los lagos de color azul hielo, icebergs, acantilados y las grietas ocasionadas por la actividad volcánica, con cañones, valles, túneles, cascadas, etc… El color azul y blanco lo impregna todo.

– Parque Nacional Snaefellsjokull

Es el único parque nacional de Islandia que se extiende hasta la costa. No es muy grande, ya que apenas tiene 170 kilómetros cuadrados y su característica es que está cubierto fundamentalmente por lava. Hay por tanto pequeños volcanes, cuevas y grutas que se deben visitar con la ayuda de un guía y aves marinas. Alrededor de la costa se hallan los pueblos de Hellissandur, Rif y Olafsvik, que actualmente funcionan como pueblos pesqueros.

Parque Nacional de Thingvellir

Este parque nacional se encuentra a solo 45 kilómetros de Reykiavijk. Está formado por campos de lava y zonas verdes a orillas del Thingvallavatn, el lago más grande de Islandia. Se trata de un parque nacional muy conocido, especialmente por su historia, ya que aquí se fundó en el siglo X la Albing, una de las instituciones parlamentarias más antiguas. Declarado Parque Nacional en 1928, es también Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el 2004.

– Parque Nacional Vatnajokull

Se trata del parque nacional más extenso de Europa y fue declarado como tal en el año 2008. En él podemos ver al glaciar del mismo nombre, y comprende a su vez los parques nacionales de Jokulsargljúfur, al norte, y Skaftafell al sur. Precisamente hacia el norte podemos ver la caldera del Askja, el lago Oskjuvatn y el cráter Viti. Hay que destacar también dentro del parque el géiser Gámur, uno de los más impresionantes del país y las cavernas de hielo de la montaña Snaefell.

Foto Vía Sandro Mancuso

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top