Guía de excursiones desde Londres

Acantilados de Dover

La capital inglesa es una de las mejores ciudades de Europa, y también de las más caras, aunque vale la pena conocerla. Pero si tienes un poco más de tiempo y puedes hacerte algunas escapadas recuerda que Inglaterra no es un país enorme y que todos sus rincones están bien comunicados por medios de transporte. Por eso, hay algunas excursiones interesantes para hacer desde Londres. Algunas implican un viaje corto, de media hora y otros destinos están un poco más alejados. Veamos entonces una guía de excursiones posibles:

Hatfield House: se trata de una casa antigua que está en el medio de un verde propiedad. Fue construida en 1611 para el conde de Salisbury y es de estilo jacobita. Puedes pasear en carruaje, caminar por los jardines e imaginar a la Reina Isabel I de pequeña pues esta fue su casa. Llegas en tren desde la estación de King’s Cross en apenas 20 minutos. La casa abre de miércoles a domingo de 12 a 5pm. Hay audioguías disponibles y visitas guiadas. La entrada a la residencia, el parque y el jardín oeste cuesta 15,50 libras por adulto. Puedes pagar menos si sólo visitas los jardines y el coste de la audioguía es de 3 libras.

Hemley-on-Thames: se trata de una encantadora ciudad a orillas del Támesis, típicamente inglesa. Parece sacada de una novela de misterios detectivescos. Hay pubs, puentes, restaurantes y cafeterías encantadoras. Llegas entren en casi una hora de viaje desde Paddington.

Chalkwell Beach: es un destino de verano pues de trata de disfrutar del agua. Está a 45 minutos de viaje y es la playa mas cerca de Londres. Muchos guijarros y poca arena, de todas foras permite una gran vista del estuario del Támesis. Es un balneario típicamente inglés con un bonito malecón, cabañas, un muelle y restaurantes.

Tenderten: aquí está el Castillo Bodiam, un castillo imponente que aunque tiene los interiores en ruina no deja de ser una hermosa fortaleza del siglo XIV. Durante todo el año hay eventos culturales o recreaciones históricas y puedes llegar en un tren a vapor, el Kent & East Sussex Railway. El Castillo Bodiam abre todos los días entre las 10:30am y las 5pm. La entrada por adulto cuesta 7 libras pero si llegas en el tren o en bici cuesta menos.

Stonehege: las piedras monolíticas están cerca de Salisbury y son un misterio de 5 mil años todavía no resuelto. Es un Patrimonio Mundial así que no te lo puedes perder. Si ya estás en Salisbury también puedes visitar la Catedral de Salisbury, construida por completo entre 1220 y 1258, con la torre más alta de Inglaterra, y el Viejo Sarum, el asentamiento original de la ciudad de hace 3300 años. El tren tarda entre 90 minutos y 1 hora y 20 minutos en unir Londres con Salisbury.

Bath: el balneario termal por excelencia aquí puedes visitar los baños romanos y las casas de estilo georgiano que lo caracterizan. El tren parte desde Paddington hacia Bath cada media hora y el viaje dura hora y media.

Windsor: es el sitio del Castillo de Windsor, la residencia oficial de la reina, una fortaleza que tiene nada más y nada menos que nueve siglos.  Hay visitas guiadas por sus esplendidos interiores. Windsor también es el sitio del Eton College y del Windsor Great Park, un parque enorme que supo ser el coto de caza privado real desde el siglo XIII.

Oxford: es una ciudad donde la universidad se impone pues hay un porcentaje muy alto de estudiantes que residen en ella. La universidad data del siglo XIII y hay 41 colleges, algunos de los cuales están abiertos al público ciertos días y ciertas horas. Puedes visitar además algunas locaciones de Harry Potter y la Biblioteca Bodleiana. A Oxford llegas en tren desde la estación Paddington, en servicios que salen cada 15 minutos. Tardas una hora.

Brighton: es un destino para divertirse a la vera del mar. Hay muchos hoteles, restaurantes y vida nocturna. Es un resort muy popular entre la comunidad gay y todos los años se celebra un festival muy importante de este colectivo.  El muelle de Birghton es muy famoso también y The Lanes es el nombre de la red de calles del centro donde abundan las tabernas. Llegas en tren desde Victoria y el viaje es de una hora.

Cambridge: también gira en torno a la universidad del siglo XIII, también tiene muchos colleges y algunos abren sus puertas a las visitas guiadas. Tuvo muchos alumnos famosos, Stephen Hawking y Oliver Cromwell, entre otros. El viaje en tren desde la estación Kings Cross es de entre 45 minutos y una hora.

Dover: para ver acantilados imponentes no hay como esta costa que está situada a no más de dos horas de viaje en tren desde Londres. El servicio parte de Waterloo East. Allí puedes visitar el Castillo Diver, los Acantilados Blancos que se formaron hace 80 millones de años y una serie de túneles de la Segunda Guerra Mundial.

Podéis reservar vuestra excursión en: Excursiones en Londres

Foto vía: Encyclopedia Britannica

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top