Guía de destinos turísticos en Myanmar

Rangun

A algunos aún les sigue pareciendo raro el nombre de Myanmar. Tanto es así que no es la primera vez que hablo con alguien sobre este país y, hasta que no le dices que se trata de la antigua Birmania, no se sitúan. Un país curiosamente abierto al turismo, pero no a la democracia.

Myanmar es el país de las pagodas recubiertas de oro y las estatuas de Buda, tanto de pie como yacentes. El budismo marca la vida, la naturaleza y el paisaje de este enclave de más de 55 millones de habitantes. El 87 por ciento de la población es budista, y el resto se lo reparten cristianos y musulmanes. Pero, ¿cuáles son los principales destinos turísticos de este país?

– Rangún

Rangún fue la capital del país hasta el año 2005. Situada a orillas del río Yangón, que le da nombre, tiene casi cuatro millones y medio de habitantes y el viejo encanto de la época colonial británica. De sus atractivos hay que resaltar especialmente sus pagodas y el mercado de Bogyoke. De todas estas pagodas las más espectaculares son las de Schwedagon, Sule (una stupa dorada, la más antigua de la ciudad), Botatong y Kabagye.

– Naipyidó

Al norte de Rangún, a 400 kilómetros, se halla la actual capital de Myanmar desde el 2005. Su nombre significa Ciudad Real y apenas cuenta con cien mil habitantes. Para muchos es una obra maestra del urbanismo moderno, destacando como monumento más excelso la pagoda de Uppatasanti. Es una ciudad muy austera, que nada tiene que ver con la belleza histórica de otros lugares del país.

– Mandalay

Mandalay es otra de las ciudades más importantes de Myanmar, y se encuentra a 850 kilómetros al norte de Rangún. Se trata del centro cultural y religioso del budismo, ya que en la ciudad y sus alrededores podemos encontrar hasta 700 pagodas y numerosos monasterios. De ellas hay que destacar la pagoda Mahamuni, la que alberga siempre más devotos, así como las de Kuthodaw y Kyauktawgyi.

– Mingún

Apenas 40 kilómetros separan Mandalay de Mingún. A orillas del río Ayeyarwadi, apenas cuenta con cinco mil habitantes pero dispone de algunas de las pagodas más hermosas de Myanmar. Su Pagoda Inclinada está construida con los ladrillos más grandes del mundo, y su campana de 90 toneladas de peso es la segunda más pesada del mundo. Si en 1838 no la destruye en parte un terremoto estaríamos ante la pagoda más grande del mundo.

– Sagaing

A solo veinte kilómetros de Mandalay encontramos Sagaing, una división administrativa que cuenta con numerosos pueblos. Su capital es la propia Sagaing y se halla a orillas del río Ayeyarwadi. Es otro de los grandes centros religiosos del país, ya que alberga gran cantidad de pagodas y monasterios. Desde 1760 a 1764 fue la capital de Birmania, de ahí que también sea un lugar histórico.

– Bago

A una hora en coche de Rangún se halla la ciudad de Bago, también conocida como Pegu. Considerada la cuarta ciudad en importancia de Myanmar, es famosa por la estatua de su Buda yacente, que tiene más de sesenta metros de largo. Fue construido a finales del siglo X por el rey Migadepa, y hasta él llegan cada día miles de devotos y curiosos. Junto al gran Buda hay también numerosas pagodas, algunas de ellas de las más antiguas de Myanmar.

Foto Vía J.Merena

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top