Gruta de Jeita, estalactitas y estalagmitas en El Líbano

gruta-de-jeita-1

Las primeras referencias que tengo de este país son las noticias que oí en la televisión cuando era niña. Bombas, ataques terroristas y la belleza de una ciudad como Beirut destruida. Hoy, adulta, puedo interiorizarme sobre las vicisitudes de esta tierra pero al mismo tiempo puedo descubrir su belleza, una de la que su gente debe sentirse muy orgullosa.

A unos 18 kilómetros de la capital del Líbano, Beirut, hay una serie de magníficas grutas. Se trata de la Grutade Jeita y el sistema está situado en Nahr al-Kalb, un valle de la localidad de Jeita precisamente que ha estado habitado desde tiempos prehistóricos.

La cueva más al alcance fue redescubierta por el reverendo William Thomson en 1836 pero en en 1958 un grupo de especialistas se encargaron de descubrir las cavernas superiores, galerías a unos 60 metros por encima de la cueva de Thomson. Hoy, el acceso ha sido facilitado por un túnel y una serie de senderos, así que los turistas pueden recorrer el sistema de cuevas sin perturbar el lugar.

gruta-de-jeita-2

Mucho tiempo ha pasado desde aquellos lejanos días en donde el estadounidense Thomson se aventuró unos 50 metros apenas en el interior de la cueva para descubrir el río subterráneo y disparar una bala al aire determinando por el eco que la cueva era en verdad enorme. Expediciones posteriores permitieron conocer más de este lugar, encontrar enormes estalactitas y estalagmitas y quienes ingresaron después del cura, otros americanos, escribieron sus hallazgos en un papel, lo metieron dentro de una botella y la dejaron sobre una estalagmita que hoy los turistas ven pegada a la roca.

La tecnología moderna permitió ir todavía más lejos en el siglo XX y desarrollar el lugar con fines turísticos. Las galerías superiores incluso se inauguraron con un concierto de música electrónica en 1969 y desde entonces no ha sido éste el único evento cultural que ha tenido lugar en la Gruta de Jeita, un sitio con río subterráneo, cascadas, rápidos, arroyos estrechos y multitud de formaciones distribuidas en la Cueva Superior  (2.130 metros de los cuales solo 700 pueden ser recorridos), y la Cueva Inferior (6.200 metros con el río que se recorre en bote).

La Gruta de Jeita es un lugar mágico pero además es vital para la ciudad de Beirut pues desde aquí emerge un manantial de agua que se distribuye a un millón y medio de personas de la capital.

Tags:

Imprimir


1 comentario

  1. José Zacarias Abril Hurtado dice:

    Maravilloso país, smidestruido por las crueles, incomprensibles y despiadadas guerras, propias y próximas. Culmen de paisajes idílicos y monumentos Geológicos y morfológicos sin igual. Pobladores pacíficos desde los fenicios comerciantes y viajeros desde su nacimiento. La historia de la Humanidad dará la adecuada ubicación de la importancia de estos sitios y estas singulares y encomiables gentes.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top