Escapada al mundo de la sal en Barcelona

parque-cultural-montana-de-sal

El Parque Cultural Montaña de Sal, en la comarca del Bagues, cerca de Barcelona, creado en lo que fueron las antiguas instalaciones de la Mina Nieves, nos espera para contarnos la historia natural e industrial de los yacimientos de sal de Cardona, en un entorno inigualable en el que la geología, la botánica y la historia se unen desde los tiempos más remotos de la mano del hombre. Si algo les resulta familiar, es porque aquí en el Castillo de Cardona se filmó la película “Campanadas a medianoche”, con el genial Orson Welles en 1965.

Es muy fácil llegar a este lugar único en el mundo, desde Barcelona por la Autopista C58 (Terrassa-Manresa), NII hasta Manresa (salida 132) y C55 hasta Cardona. Desde Lleida tomando la Eix Transversal C25 hasta Manresa y C55 hasta Cardona o, desde Girona, por la Eix Tranversal C25 hasta Manresa y C55 hasta Cardona. Si llegamos en nuestro propio automóvil, hay espacio para aparcar.

El Parque Cultural de la Montaña de Sal ocupa 100 ha. incluidas dentro del Plan de Espacios de Interés Natural de Cataluña; la visita incluye una exposición fotográfica sobre la historia de la mina, recorrido por el Valle Salino con vehículos especiales que nos permitirán recorrer las galerías a 86 metros de profundidad y una caminata de 500 metros dentro de las galerías, erizadas de impresionantes formaciones calcáreas como estalactitas y estalagmitas, para descubrir en las paredes las vetas de los diferentes tipos de sal.

El punto culminante de la expedición es la Montaña de Sal, conocida también como Sal Roja, sorprendente y espectacular; es una formación de cuarenta millones de años, tras un movimiento geológico que aisló el llamado mar de Tetis, que al secarse dio origen a este inmenso salar único en el mundo.  Su crecimiento vertical fue observado por el cónsul Marco Porcio Catón en el siglo II a.C.; en realidad no es específicamente una montaña, sino el resultado del corte provocado por la cabecera del torrente del Rierol Salat, que vierte sus aguas saturadas de sal en el Cardener.

Otro lugar para ver son los afloramientos de sal en superficie, en el Valle Salino, limitado por el río Cardener, la sierra de Tresserres y  la villa y castillo de Cardona.

Actualmente la vieja Mina Nieves funciona como espacio cultural e informativo acerca de la geología y mineraolgía de la región, el uso de la sal, los habitantes del mundo vegetal que pueden vivir en el desierto de sal, acompañado por la exhibición de un audiovisual y un área de exposiciones con la tradicional artesanía de la sal.  La Mina Nieves fue una de las explotaciones de sales de potasio más importantes de Europa hasta 1990.

Completemos la visita al mundo de la sal con un recorrido por el Museo  Josep Arnau, que se encuentra en la villa de Cardona y funciona en una antigua carnicería donde se sacrificaba, cortaba y vendía la carne del castrón; posee una excepcional colección de piezas de sal naturales y labradas.  La fabricación de figuras de sal es una tradición que se remonta al  siglo XVI.

Si la idea es quedarse para recorrer los demás atractivos culturales y naturales de Cardona, como el Centro Medieval, el Castillo, centro histórico, caminos y rutas naturales y otros lugares de interés, la villa cuenta con alojamientos para todos los gustos y presupuestos, desde casas de tres ambientes en medio del bosque hasta sencillas pensiones cerca del Parque, pasando por un Parador de Turismo.

Comer tampoco será problema:  el Parque cuenta con un bar, cafetería y área de picnic y en la villa encontraremos lugares para deleitarnos con las preparaciones al uso local, a las brasas o a la losa acompañadas con pan de payés.

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top