Escapada a Segovia, la ciudad victoriosa

segovia

Segovia, la antigua Segobriga celtibera, declarada Patrimonio de la Humanidad en su ciudad vieja, y cuyo nombre significa Ciudad de la Victoria, se encuentra en la provincia de Castilla y León, en el centro de España. Su sello de identidad es un célebre acueducto, además, el mayor monumento español de la época romana; ochenta y seis torres protegen la ciudad amurallada que guarda como un tesoro exquisitos edificios como el Alcázar y la Catedral. Construida en lo alto de un peñón calizo a más de mil metros de altitud, custodiada por dos ríos, Eresma y Clamores, nos espera con un imapactante riqueza artística y monumental.

Hay muchísimo para ver y hacer en Segovia, que se enorgullece de su luz diáfana y de la frondosa arboleda que la rodea,  que la hace aparecer como un oasis en medio del desierto. Ideal para perderse en sus callejuelas mientras se admiran sus murallas, templos y palacios, la visita obligada es el magnífico Acueducto de Segovia, envuelto en leyendas, soberbia obra romana que llevaba el agua desde la sierra hasta la ciudad. Construido en el siglo I, sus 166 arcos de piedra están formados por sillares entre los cuales no hay ningún tipo de argamasa, ¡sólo se sostienen por el equilibrio de fuerzas!

El acueducto puede recorrerse a pie tanto en las afueras de la ciudad, dentro de Segovia y sus derivaciones, como la de San Antonio El Real, recorriendo sus desarenadores, construcciones de piedra que servían para monitorear y limpiar el acueducto. Alcanza su altura máxima en la Plaza del Azoguejo; en este punto se observan dos hornacinas en las que actualmente hay imágenes católicas y los vestigios de una inscripción en bronce cuyo texto aún no ha sido deducido totalmente.

La ciudad ha diseñado varios recorridos turísticos  que nos permitirán conocerla a fondo, como uno que va desde el Acueducto hasta el Alcázar, otros que recorren los barrios como el de los los Caballeros o la judería, y más itinerarios para descubrir los secretos de la ciudad a través de sus patios y miradores. Los entusiastas de las ciencias se encontrarán a gusto: se podrá realizar un itinerario por la ciencia y la tecnología, y otro por la literatura. Si nos queda tiempo y fuerzas podremos recorrer los alrededores, como el Valle del Eresma y otras excursiones.

La llegada de la noche nos presenta otra ciudad: los monumentos iluminados se ven diferentes, y la ciudad invita a recorrer nuevamente sus rincones históricos que a la luz de la luna tienen otro sabor. La noche segoviana es muy movida, pues su magnífica programación cultural convoca por igual a locales y visitantes, y sus restaurantes de tapas o cafés son un imán para las personas con ganas de divertirse y pasar unos momentos más relajados.

Si se trata de pasarla bien, los mejores lugares son el casco antiguo, con sus tabernas típicas, bares y discotecas a todo lo largo del Paseo del Salón.   San Millán es otro barrio con buen entretenimiento y disco-bares para todos los gustos, igual que Santo Tomás y Mahonías, a pasos del acueducto, muy concurridos por turistas extranjeros y donde se puede escuchar hablar en todos los idiomas.

Es muy fácil llegar a Segovia por aire o por tierra, ya que se encuentra perfectamente comunicada; si quieren viajar en autobús, podrán llegar desde Madrid, Ávila o Salamanca, y también hay servicios entre Segovia y Valladolid pasando por localidades intermedias. Si llegan en su propio auto, pueden hacerlo por varias carreteras nacionales como la N-110 entre Soria y Plasencia o la N-603 que la comunica con San Rafael, u otras autonómicas como la CL-601 y M-601 que une Valladolid, Segovia y Madrid. También les acercarán varias autopistas de peaje. Los que prefieren el tren pueden abordar el Cercanías desde Madrid hasta Segovia o el Tren de Alta Velocidad que une Madrid y Valladolid pasando por Segovia. Los aeropuertos más cercanos son el de Villanubla, en Valladolid, a 125 Km., el de Salamanca, y el de Barajas a 87 Km.

Si la idea es quedarse, encontrarán alojamiento para todos los gustos y presupuestos, ya que Segovia es una ciudad muy turística. Comer no será problema: abundan los restaurantes de comida tradicional, que no habrá que dejar de saborear, y también lugares de comidas rápidas o restaurantes de cocina internacional. Para llevar algo de recuerdo a casa, los artículos de cuero, textiles, cerámicas y encuadernación llevan el sello de identidad de la región.

Foto: Wiki Commons

Tags: ,

Imprimir


1 comentario

  1. rannonn dice:

    Se os ha olvidado comentar que también se puede llegar en autobus con Avanzabus desde Madrid o directamente desde Barajas (nada mas te bajas del avion te subes al bus ;) ).

    Pero lo mejor de todo es que tienes wifi dentro del autobus.

    Yo personalmente os lo recomiendo ir muy comodo en autobus con Avanzabus: http://www.avanzabus.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top