El Parque Nacional de Gros Morne en Canadá

Parque Nacional de Gros Morne

Gros Morne es la segunda montaña más alta de la isla canadiense de Terranova, de ahí el nombre de este parque. Un lugar turísticamente desconocido pero que cualquier viajero ha podido soñar alguna vez. Paisajes espectaculares, increíbles formaciones geológicas y una fauna y flora muy variada son algunos de los detalles de este rincón tan singular.

Para conocerlo tenemos que situarnos en la costa occidental de la isla de Terranova. Dicen los expertos que las curiosas formaciones geológicas de Gros Morne daban vida hace millones de años a un antiguo continente y un océano. Algo que se aprecia fácilmente en el sinuoso e inquietante Valle del Lago Western Brook. Una postal de este enclave nos haría llevar equivocadamente a los fiordos noruegos. Impacta sobremanera cuando en invierno aparece completamente helado.

Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987, es el segundo parque nacional más grande de Canadá (aunque no se declaró como tal hasta el año 2005). Se puede recorrer completamente en coche a través de la Ruta 431, un camino escénico desde el que se descubre una amplia panorámica de los paisajes de este parque.

Pero lo que realmente caracteriza a Gros Morne son los sucesivos fiordos, paisajes glaciales y cascadas que bajan desde las montañas Long Range hasta las tierras bajas del Golfo de San Lorenzo. Esta ruta de senderismo ya está recomendada para senderistas más avezados, que tendrán la oportunidad de descubrir un universo de estuarios, playas, escarpados acantilados y dunas. Enclaves en los que vive la mayor parte de la fauna y flora de este parque.

Dentro de la fauna el animal más característico en esta zona es el alce, aunque también podemos encontrar osos negros, zorros rojos, liebres, ardillas rojas y castores. En las aguas de los lagos aparecen en ocasiones incluso ballenas a principios de verano, y hasta focas. En cuando a la flora es muy típico el bosque de pinos y abedules amarillos, que le dan un color muy particular con la llegada del otoño.

El Parque Nacional de Gros Morne tal vez no sea uno de los principales destinos turísticos de Canadá. Sin embargo para los amantes de la naturaleza será un rincón de belleza inusual. Los más de veinte senderos señalizados que lo jalonan os servirán para dar cuenta de tal hermosura.

Foto Vía Tourism Technology

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top