El Palacio Mogosoaia, cerca de Bucarest

palacio-mogosoaia-en-Bucarest

A unos 10 kilómetros de Bucarest, en Rumanía, está el Palacio Mogosoaia, un edificio construido entre 1698 y 1702 por ordenes de Constantino Brâncoveanu en un estilo renacentista particular, un estilo que combina elementos venecianos con elementos otomanos. Mogosoaia era el nombre de la viuda de Mogos, el boyar que era propietario de estas tierras. Boyar era el título de uno de los miembros más altos dentro de la aristocracia  feudal de esta parte de Europa.

El Palacio Mogosoaia es un imponente edificio con una fachada dominada por balcones tradicionales, arcas y columnas. En los subsuelos hay una serie de cavernas semiesféricas que rodean un pilar central con numerosas habitaciones modestas y espacios dedicados a los sirvientes y las habitaciones familiares ya están en la parte alta de la casa. Hay una serie de escaleras externas que van desde el patio a un amplio y largo balcón que está a mitad de la fachada principal.

Tanto este balcón como las habitaciones del primer piso estaban antes adornadas con estuco oriental y pinturas murales que representaban temas históricos y a miembros de la familia y que han sido restauradas después de un largo tiempo. La verdad es que es un edificio de lo mas refinado y en los años ’20 del siglo pasado se vio modificado por Marthe Bibesco, una mujer muy rica que se dedicó a restaurarlo y reconstruirlo y que lo convirtió en un lugar de reunión muy frecuente entre la alta sociedad internacional y los políticos de la época.

mogosoaia

Durante la Segunda Guerra Mundial el príncipe Antoine Bibesco y su esposa se negaron a dejar el país debido a sus ideas anti fascistas y eran asiduos visitantes del Palacio Mogosoaia,  donde les recibía Marthe Bibesco que era la tía del príncipe. Cuando la esposa d éste murió fue enterrada en sus jardines, junto al esposo de la misma Marthe, pero lamentablemente ni el príncipe mismo ni la gran restauradora del palacio pudieron correr la misma suerte ya que ambos murieron durante el régimen comunista.

Hoy el Palacio Mogosoaia es un destino turístico muy popular. Su interior todavía es objeto de restauraciones pero es posible deambular por sus hermosos jardines, ver las tumbas, y visitar el pequeño museo con sus bordados, pinturas, esculturas, libros raros y viejos manuscritos,  y la galería de arte.

Información práctica sobre el Palacio Mogosoaia:

. Horarios: abre todos los días de 10am a 4pm.

. Entrada: cuesta 2 dólares.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top