El Museo del Louvre, en París

Visita al Museo del Louvre París

Probablemente no haya museo más famoso ni con un patrimonio artístico más rico y variado que el Museo del Louvre, en París, un lugar capaz de atraer por sí sólo a miles de turistas al año a la capital francesa. Su colección abarca todas las artes, de todos los estilos y de todas las culturas y lugares del mundo, desde antigüedades orientales, egipcias, etruscas, griegas o romanas, hasta pintura y escultura europea de todos los siglos, hasta sus más recientes adquisiciones de arte africano y de Oceanía.

El Museo del Louvre es el símbolo del afán de todo un país, Francia, por mostrar su gusto por el estilo y el arte a lo largo de su Historia. Desde los antiguos grandes reyes franceses, hasta los personajes más conocidos de la Ilustración, hasta los de la Revolución y del actual régimen, se han volcado año tras año por ir incrementando su rico patrimonio.

Ya de por sí, el palacio donde se encuentra el museo, el Palacio del Louvre, es toda una joya arquitectónica en sí misma. Su origen data del siglo XIII cuando el por entonces rey de Francia, Felipe Augusto, antes de partir para las Cruzadas, queriendo no dejar desprotegida la ciudad de París, mandó construir una muralla en la orilla derecha del Sena así como una fortificación. Se construyó así un castillo cuadrado que hoy ha quedado integrado dentro del actual Palacio y cuyos restos se pueden ver en el extremo oriental del edificio, en la Cour Carreé. Allí se pueden ver la base de las torres y el soporte donde se asentaba el puente levadizo de aquel castillo.

Más de dos siglos después, bajo el reinado de Francisco I, empezó a cambiar su fisonomía militar por una mucho más alegre y mundana, ya que este rey sustituyó su torre del homenaje por un edificio renacentista. Aún así, en esos dos últimos siglos, en su interior se había ido acumulando una buena muestra de esculturas y pinturas de anteriores reyes. En aquel año 1546, Francisco I convirtió definitivamente al Louvre en una residencia palaciega. Pierre Lescot fue el arquitecto encargado de llevar a cabo tan importante reforma.

Desgraciadamente el rey falleció antes de ver acabado su proyecto y aunque Enrique II, su sucesor, hizo algunas modificaciones sobre el original, fue durante la época de Catalina de Médicis, en el año 1563, cuando se esbozó su proyecto definitivo. Fue ella quien decidió construir un gran palacio paralelo al rey que se apoyara sobre lo ya construido por Lescot años antes. A lo largo de los años siguientes, los diferentes reyes se apoyaron en aquel proyecto de la gran Catalina. Enrique IV concluyó la Pequeña galería y comenzó con la Gran Galería, paralela al Sena. Luis XIII mejoró la Cour Carreé, mientras Luis XIV que declaró el Louvre como sede de la Corona, fue quien más impulsó las mejoras arquitectónicas.

Con la caída de la Monarquía, tras la Revolución Francesa, el Louvre perdió su razón de ser como mansión regia y fue en esa época cuando se pensó en la idea de convertirlo en museo. El proyecto definitivo de Museo data del año 1791, y como tal, abrió al fin sus puertas en agosto de 1793.

Con el mandato de Napoleón se retomaron las obras de ampliación, y gracias a las campañas napoleónicas, el patrimonio del Louvre mejoró, pues allí se guardó mucho del botín que tomaba en sus conquistas. Gracias a Napoleón, el recinto quedó cerrado al crear el ala que faltaba. Además, y para conmemorar las grandes victorias napoleónicas, en el extremo más cercano a las Tullerías, se levantó un gran arco triunfal, el arco del Carrousel, al estilo de los construidos en tiempos de los romanos. Percier y Fontaine fueron sus constructores.

La última gran obra realizada en el Louvre, y que, curiosamente, le ha dado toda una señal de identidad, es su famosa Pirámide de Cristal invertida que se encuentra justo a la entrada del Museo. Construida en metal y vidrio en el año 1989 siguiendo los planos de I.M. Pei, esta gran pirámide le da mucha luz a todo los subterráneos del museo por donde entran los visitantes. Además, a través de ella se pueden ver todos los edificios que forman el palacio.

Museo del Louvre de noche

DESCRIPCION DEL MUSEO DEL LOUVRE

La llegada al museo la haréis probablemente a través de la puerta que está frente al puente del Carrousel, que atraviesa el Sena, o por el lado opuesto, la puerta que está frente a la Rue de Rohan y la Rue de Rivoli. Sea como sea, llegaréis hasta la Plaza del Carrousel que está frente al mencionado Arco triunfal y los Jardines du Carrousel. Los grandes aparcamientos del museo están justo debajo. Frente por frente al Arco y la Plaza, está la Pirámide de Cristal. Debajo de la plaza, saliendo de los aparcamientos, están los guardarropas, las tiendas, los aseos y la oficina de información, y siguiendo un pasillo subterráneo, se llega hasta la parte de abajo de la Pirámide por donde se entra a las diferentes galerías del Museo.

En la parte de los edificios más cercana al Sena os encontraréis la Pequeña y la Gran Galería, donde están los Pabellones de Flore, des Etats, el Mollien, el Denon y el Daru. En la parte del fondo, en la de planta cuadrada, la del Palacio du Cour Carreér, están el Pabellón des Arts, el Marengo, el de Beauvais y el de Sully. Por último, en la ala del fondo, la que va paralela a la Rue Rivoli, están el Pabellón Colbert, el Richelieu, el Turgot, el de Rohan y el Marsan. En el centro, y bajo la pirámide, está la Sala Napoléon.

Puedes adquirir las entradas on line y evitar las colas del siguiente modo:

También puede reservar en el siguiente enlace una visita guiada privada con la que no solo se saltará las colas sino que también llevarás un guía en español:

plano-del-mouseo-del-louvre

COLECCIONES

Pintura Europea

Entre las muestras de pintura del Norte de Europa tienen la Madonna del Canciller Rolin de Jan van Eyck (1435), el Navío de los Locos, de El Bosco (1500), el Autorretrato y los Discípulos de Emaús, de Rembrandt (1648), el Autorretrato, de Durero (1493) y la Venus, de Lucas Cranach.

En la pintura italiana destaca la Coronación de la Virgen, de Fra Angélico (1435), el Retrato de Ginevra d´Este, de Pisanello (1435), las Bodas de Caná, del Veronés (1562), el retrato de Baltasar Castiglioni, de Rafael (1515) y, por supuesto, las magníficas obras de Leonardo da Vinci, entre la que destaca la obra más famosa del Louvre, la Gioconda o su Virgen de las Rocas.

Entre la pintura francesa, destaca, sobre todo, el simbólico cuadro La libertad guiando al Pueblo, de Eugene Delacroix.

Escultura Europea

De entre la escultura flamenca pdoría destacaros la Virgen de la Anunciación, de Tilman (fin siglo XV) o el Mercurio y la Psique, de De Vries (1593).

De entre las obras francesas está la Diana Cazadora, que era propiedad de Diana de Poitiers, los famosos Caballos de Marly, de Guillaume Coustou (1745), el Milo de Crotona, de Puget, o los Esclavos, de Miguel Ángel

Antigüedades

El Museo del Louvre tiene una importantísima colección de arte antiguo procedente de Oriente, de etruscos, de griegos, de egipcios y de romanos, muchas de ellas de gran importancia histórica.

Destaca por ejemplo la tabla del Código de Hammurabi, mesopotámico, uno de los textos legales más antiguos del mundo. Otras obras famosas son El Escriba Sentado, dentro del arte egipcio, o las célebres Victoria de Samotracia y la Venus de Milo, del periodo helénico. Dentro del arte romano destaca la cabeza de bronce del emperador Adriano, mientras que en el arte etrusco lo es un sarcófago de tierra cocida.

Otros objetos de arte

Muebles, una colección de relojes, marfiles, esmaltes, porcelanas, armaduras, instrumentos científicos… son todos elementos que completan el extenso patrimonio del Museo del Louvre.

INFORMACION PRACTICA SOBRE EL LOUVRE

  • Cómo llegar al Museo:
    • Metro: parada Palais Royal – Musée du Louvre
    • Bus: líneas 21, 24, 27, 39, 48, 68, 69, 72, 81, 95
    • En coche: hay un aparcamiento subterráneo abierto de 7 h. a 23 h.
  • Horarios de aperturas
    • Cierra los martes, y los días 1 de enero, 1 de mayo, 15 de agosto y 25 de diciembre
    • Lunes, Jueves, Sábado y Domingo de 9 a 18 h.
    • Miércoles y Viernes de 9 a 22 h.
  • Precios:
    • General: 15 €, válido para el Museo del Louvre y el de Eugene Delacroix
    • Exentos: menores de 18 años que acrediten su edad, y jóvenes de 18 a 25 años que acrediten ser residentes en la Unión Europea.
  • Localización:
    • Dirección: Palais Royale – Musée du Louvre 75001 – París
    • Teléfono: 01 40 20 50 50

Puedes adquirir las entradas on line y evitar las colas del siguiente modo:

También puede reservar en el siguiente enlace una visita guiada privada con la que no solo se saltará las colas sino que también llevará un guía en español:

OBRAS FAMOSAS

louvre-1-la-libertad-guiando-al-pueblo

La Libertad guiando al Pueblo, de Eugene Delacroix

louvre-2-las-bodas-de-cana

Las bodas de Caná, de Paolo Veronese

louvre-3-la-gioconda

La Gioconda, de Leonardo da Vinci

louvre-4-la-venus-de-milo

La Venus de Milo

louvre-5-la-victoria-de-samotracia

La Victoria Alada de Samotracia

Tags: , , ,

Imprimir


6 comentarios

  1. LULU LUNA. dice:

    Gracias por esta descripción e ilustración del Museo del Louvre tan maravillosa al escritor que nos permite transportarnos por medio de la vista y la mente a este museo que encierra gran parte de la historia bien dice la frase ,Paris bien vale una misa.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top