El Monasterio Solovetsky, religión y tortura en la lejana Rusia

monasterio-solovetsky-1

Hay un grupo de seis islas que han sido siempre y aún hoy son muy hermosas pero de muy difícil acceso. Se trata de las Islas Solovetsky y están situadas en las  aguas del Mar Blanco a unos 165 km del Círculo Ártico al norte de Rusia. Desde hace siglos, estas hermosas islas han sido el lugar elegido como retiro y como exilio. Además de sus bellezas naturales, que el frío no aplaca, hay un hermoso templo que data del siglo XV. Se trata del Monasterio Solovetsky.

En su momento este monasterio fue uno de los monasterios mas sagrados y de los más elegidos como destino de peregrinación en Europa. Durante muchos años sus visitantes llegaron por voluntad propia pero en épocas soviéticas la lejanía de las islas significaba el mejor exilio posible. Los soviéticos enviaron aquí a alrededor de 1 millón de prisioneros y muchos de ellos acabaron muertos. Si te animas a hacer el viaje, entonces te encontrarás con un sitio declarado Patrimonio Mundial donde todavía viven algunos monjes y funcionan un par de museos.

El monasterio fue fundado en 1429 y durante los siglos XV y XVI se agrandó aumentando su tamaño y su importancia a nivel local. Además de ser un centro religioso producía lo suyo, sal, pescados y mariscos, trabajos en hierro, en perla y en mica. Y todo eso lo comercializaba así que además de los monjes había más personas que dependían del monasterio. Hacia el siglo XVII el lugar tenía 350 monjes y entre 600 y 7000 trabajadores. En sus salones no solo se trabajaba, también se guardaban antiguos manuscritos y libros, se daba cobijo a otros religiosos o se encarcelaba a políticos y criminales religiosos pues respondía directamente al Zar y al Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

monasterio-solovetsky-2

Además, era una frontera fuerte que logró repeler a los suecos, por ejemplo, o a los ingleses durante la Guerra de Crimea. Finalmente, los soviéticos cerraron el monasterio y lo convirtieron en un campo de trabajos forzados que bajo Stalin se convirtió en uno de los peores del régimen. Desde 1990 el monasterio ha reabierto como lugar religioso y los monjes que viven en él están re acondicionando y renovando sus salones e iglesias. Pero puedes visitar el Moansterio Slovetsky y maravillarte por su grandeza.

Los edificios son majestuosos, están rodeados de una muralla de 11 metros de altura con ocho torres y muchas entradas. Los edificios se conectan entre sí por pasajes, catedrales e iglesias. La aldea del monasterio tiene varias de estas iglesias que recuerdan a muchos zares y hay albergues para peregrinos e incluso una central hidroeléctrica. Están todavía los hermosos jardines botánicos de 1822 y sobre una colina la iglesia de Alexander Nevsky. Hay además un pequeño Museo de las Cruces, con cruces de iglesias de toda Rusia, la iglesia Sekirnaya Gora del siglo XIX con sus hermosas vistas y pasado de muerte y un museo estatal que relata la vida y muerte durante el sangriento período del Gulag.

Foto 1: vía Filchist
Foto 2: vía Nik01aj

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top