Cochem, aldea medieval alemana

cochem

¿Planeas visitar Alemania? Pues si no vas ahora mismo te recomiendo que lo dejes para después del invierno ya que esta estación es aquí muy pero muy fría. Alemania tiene muchos rincones pintorescos, además de sus ciudades mas importantes, y uno de estos rincones centenarios es la vieja aldea de Cochem, situada en Rhineland-Palatinate, a orillas del río Moselle. Tiene orígenes celtas y romanos y una historia medieval interesante como estado imperial, pasando de mano en mano, azotada por la plaga, sitiada en la Guerra de los 30 Años y mucho más.

Cada acontecimiento histórico ha dejado su marca así que mientras caminas por sus calles vas conociendo su historia. Hay que decir que la última gran destrucción que vivió Cochem fue durante la Segunda Guerra Mundial y entonces se perdieron muchos edificios históricos. Pero todo ha sido reconstruido así que lo pintoresco no lo ha perdido. En especial su marca por excelencia, el viejo castillo, una fortaleza de 1000 años reconstruida varias veces, la última a mediados del siglo XIX. El Schloss Reichsburg, construido sobre le punto mas alto del terreno, domina toda la aldea y el área. Con tantos años sobre su espalda es una combinación de estilos pero eso lo hace un sitio todavía mas interesante. Y el primer fin de semana de agosto organiza un colorido y divertido festival.

Si te gusta la mostaza debes visitar el Molino Histórico Wolfgang Steffens, de 1810, que todavía produce lo suyo y si quieres probar y comprar productos típicos entonces debes asistir al Mercado de Pascua o a la Semana del Vino Moselle que tiene lugar a mitad de junio. Pasear por la vera del río también es atractivo, ya sea caminando o en una bici alquilada. Cerca de la aldea se alza la montaña Pinnerkreuz y por allí puedes caminar y disfrutar de las mejores vistas del castillo medieval. Puedes subir en aerosilla.

Lo cierto es que esta aldea alemana parece sacada de una postal, hoy no parece que la guerra le haya pasado por encima así que uno puede disfrutar de un ambiente medieval único. De paseo te puedes quedar a pasar la noche y en día y medio por aquí conocer le castillo, el molino, el Museo del Vino en Senheim, la Iglesia de San Martin dentro del ex monasterio capuchino, las viejas puertas medievales del pueblo y mucho más.

Foto: vía Better Photo

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top