Castillo Goluchów, historia y arte en Polonia

castillo-goluchow

Si te gustan los castillos medievales y las construcciones con siglos de vida aquí te presento uno muy hermoso que está en Polonia, en un parque cerca del río Trzemna: el Castillo Goluchòw. Este castillo de origen medieval pero actual estilo renacentista fue construido en la segunda mitad del siglo XVI por órdenes de la familia Leszczynski pero cambió de manos en el siglo XIX.

Al comienzo fue una estructura de carácter defensivo pero cuando este tipo de edificios ya no fueron necesarios el castillo fue reformado en un estilo renacentista francés, como era la moda en el siglo XIX. Entonces el castillo adquirió la fisonomía de los castillos-palacios del Loira francés o en parte también de los palacetes italianos y con tanto trabajo encima pronto se convirtió en una residencia majestuosa, de lujo tanto por fuera como por dentro.

Pero eso sí, mientras contaba con mobiliario y adornos y una fachada modernizada los salones interiores lograron retener detalles arquitectónicos de sus orígenes medievales (dándole más encanto), y aunque la reforma se la dio su nueva dueña, Izabella Dzialynska, siguió llamándose Castillo Lesczcynzski por mucho tiempo más. Lo mejor de esta reforma, empero, fue que mas allá de convertirse en una casa habitable el castillo se convirtió en un museo ya que esta señora real tenía una amplia y variada colección de dibujos, pinturas, artesanías, muebles y tapices, la más numerosa y valiosa de Polonia.

castillo-goluchow-2

Lamentablemente solo una pequeña parte de esta colección de arte sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, pero el castillo sigue ahí, imponente y esperando tu visita. Ocupa un parque enorme, de 160 hectáreas, con muchos árboles y arbustos y estatuas que han sido traídos de todos los rincones del mundo. También en el parque hay una capilla pequeña donde descansan los restos de Izabela, la gran transformadora del castillo, y una casa ducal devenida en Museo de Ciencia Forestal.

Desde 1962, después de una restauración completa, el Castillo Goluchòw está abierto al público y sus visitantes pueden disfrutar de varias cosas: en sus salas se exhiben objetos de arte antiguos, hay un salón gótico, un salón de viejos portaretratos de la realeza y la nobleza polaca, pero también de gente de la República, esculturas, hogares de estilo renacentista que son hermosos, cielos rasos con decoraciones y un sinfín de muebles y adornos que recorren la historia artística polaca desde siglo XVI hasta el siglo XVII.

Lo mejor es llegar, recorrer los jardines disfrutando de los robles y después sí ingresar en el Castillo.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top