California: desde San Francisco a San Diego

San Francisco

La costa suroeste de Estados Unidos es uno de los principales destinos turísticos del país. Especialmente porque aquí se halla el estado de California, el más poblado y el tercero en extensión que podemos encontrar en suelo norteamericano. Con sus más de 38 millones de habitantes alberga cada año a cientos de miles de viajeros deseosos de disfrutar de sus playas, sus paisajes y algunas de las mejores ciudades del país.

Hoy os proponemos precisamente un viaje por este estado para salir al encuentro de lugares como Los Angeles, San Francisco, San Diego, Sacramento, Fresno o Bakersfield. Sin ir más lejos la ruta que os invitamos a hacer, de San Diego a San Francisco (de algo más de 725 kilómetros por la costa) es sin duda de las más concurridas desde el punto de vista turístico. Algunos de los que han tenido la posibilidad de llevarla a cabo la consideran como la mejor del mundo.

La diversidad geográfica, climática y cultural de California es enorme. Aquí se combinan los grandes espacios urbanos y naturales con el litoral, los grandes desiertos del sur, los paisajes vitícolas, la magia de Hollywood y el ambiente liberal y elegante de San Francisco. Cualquier viajero quedará prendado de algunos de estos encantos. Hay sitio para todas las emociones y todos los públicos. ¿Nos acompañáis?

– San Francisco

La ciudad del Golden Gate es el punto de partida de nuestra ruta. Un destino familiar, elegante, con el encanto particular de estar situada junto a una hermosa bahía. El carácter pintoresco de sus casas de madera y de colores contrasta con el centro más frío y de negocios. Pero en cualquier momento aparece el famoso tranvía de San Francisco y todo vuelve a la normalidad más alegre, tranquila y relajada. No tiene nada que ver San Francisco con el glamour bullicioso de Los Angeles.

Junto al Golden Gate, Alcatraz, el edificio del Pirámide Transamérica, Chinatown o Sillicon Valley son algunos de sus grandes alicientes. No podéis negaros el capricho de conducir por la ciudad y atravesar el famoso puente o sortear las curvas de Lombard Street. Así como resulta inevitable dar un paseo en barco de noche por la bahía, llegar hasta la mole fría de Alcatraz o subir en uno de los tranvías y lanzarse por las empinadas avenidas. San Francisco es la magia de lo sencillo, pero con un sabor muy, muy sugerente.

– Los Angeles

Todo el turismo que os podáis imaginar lo encontraréis en esta ciudad. Hay barrios variopintos, el ambiente glamouroso y cinematográfico de Hollywood, la elegancia exclusiva de Beverly Hills o Bel Air, destinos de vacaciones como Santa Mónica, Venice Beach o Malibú o el sector mexicano del Downtown. La ciudad más extensa y poblada de California es sin duda uno de los principales destinos turísticos en el mundo.

Los Angeles es una locura en comparación con el ambiente familiar de San Francisco. Carreteras de ocho carriles, coches por todas partes, grandes distancias, el mini parque de atracciones de Santa Mónica, los estudios de la Warner Bros, Beverly Hills, Disneyland… Lo más recomendable es tomar un coche e ir poco a poco, descubriendo todo lo que esta gran urbe puede ofrecernos. Da mucho, mucho de sí…

Los Angeles

– San Diego

Otra ciudad que no tiene nada que ver con el bullicio desmesurado de Los Angeles. El clima suave y benigno de San Diego atrae cada año a miles de turistas. Sus numerosas playas son tal vez el principal atractivo de la séptima ciudad más grande de Estados Unidos. Aquí se encuentra también la mayor flota naval en el mundo y su base naval de Forth Island tiene el honor de ser la cuna de la Aviación Naval norteamericana.

Además de su encanto marítimo, San Diego ofrece otras posibilidades más enfocadas al ámbito histórico y cultural. Podemos visitar el Museo Marítimo o el Museo del Arte, pasear por las calles de su centro histórico al más puro estilo colonial español o disfrutar de los espectáculos de los grandes cetáceos en el centro acuático Sea World. Además desde 1970 la ciudad alberga cada año la Convención Internacional de Cómics de San Diego.

– Sacramento

A solo 120 kilómetros de San Francisco, Sacramento es la capital del estado de California, aunque curiosamente es de menor tamaño, importancia e interés que otras ciudades. Un destino que se suele pasar bastante por alto teniendo en cuenta los lugares que se pueden visitar en todo el estado. En Sacramento hay que conocer especialmente el muelle de Old Sacramento, el lugar más animado de la ciudad, además del Zoológico o la Galería de Arte Broker.

En los últimos años Sacramento ha enfocado su turismo hacia el ocio y la cultura. Aquí encontramos algunos museos de gran interés, como el Museo del Capitolio, el Museo del Ferrocarril, el Museo Militar o el Museo Nativo Americano. Asimismo hay numerosos parques de atracciones, como Fairytale Town, McKinley Park, Leland Stanfort Mansion State Historic Park o el American River Parkway.

– Otros destinos turísticos en California

En California se concentra la mayoría de los grandes parques naturales del oeste de Estados Unidos. Algunos de ellos son realmente conocidos, como el Parque Nacional Yosemite, el Kings Canyon o el Parque Nacional de las Secuoyas. Para lugares sorprendentes lo mejor es visitar el Valle de la Muerte, un espacio situado 85 metros por debajo del nivel del mar, considerado de los rincones más calurosos y desoladores del mundo.

Dentro de estos mismos paisajes de interés hay que citar el Desierto de Mojave o la Pacific Coast Highway nº 1, una carretera que corre paralela a la costa californiana y que nos brindará la posibilidad de disfrutar de uno de los itinerarios más espectaculares del mundo. Más tranquila y menos conocida es la zona de Gold Country, en donde los pequeños valles dan vida a las viñas, ríos y las historias y leyendas de la fiebre del oro de mediados del siglo XIX.

Ya que hablamos de costa, las playas más conocidas de Estados Unidos están precisamente muy cerca de Los Angeles. Santa Mónica, Malibú, Venice Beach o Huntington Beach son el auténtico paraíso de los que buscan el turismo de arena, sol y mar. Estas son las más concurridas y turísticas, pero hay quien prefiere un lugar más apartado y tranquilo, fuera de los focos mediáticos. Para ello hay que dirigirse a las playas de la Bahía de Monterey o Big Sur.

California, también conocido como el Estado Dorado (algunos dicen que por la gran cantidad de días de sol que se pueden disfrutar, aunque en realidad alude a la fiebre del oro) es como veis un destino muy especial y singular. Sus ciudades tienen encantos para todos los gustos. Una ruta de norte a sur, descubriendo sus atractivos desde San Francisco a San Diego, puede ser sin duda el viaje de vuestras vidas.

Más información: Guía de las playas de California

Tags: ,

Imprimir


1 comentario

  1. peter dice:

    Hola Jose Muy buena y completa la informacion que nos entregas sobre California estoy preparando mi primer viaje a este lugar y la informacion que nos entregas ha sido muy importante. Gracias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top