Burgos, escapada al mundo del queso

catedral-de-burgos

La Provincia de Burgos se encuentra al norte de la Península Ibérica, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Con Burgos su capital, limita con la Cordillera Cantábrica, la provincia de Soria y la Comunidad Autónoma de la Rioja; al sur se encuentra la provincia de Segovia y al oeste, las de Palencia y Valladolid.  Hay mucho para visitar pues abundan los monumentos históricos y medievales; por ejemplo, aquí se fundó el Reino de Castilla, y también se encuentra su famosa catedral.  Les invitamos a realizar este recorrido, matizado con el disfrute de su exquisita gastronomía, en la cual el queso ocupa un lugar destacado.

Empecemos por la capital y en ésta, por el Arco de Santa María, antigua puerta de la ciudad, un verdadero arco triunfal que nos lleva a la majestuosa Catedral, emblema de la ciudad. Su exterior fascina con tantas torres, agujas y portadas y la ingeniosa Escalera Dorada la comunica con los barrios altos de la ciudad.  La calle Fernán González, en el Camino de Santiago, nos lleva a dos iglesias góticas: San Gil y San Esteban, donde funciona el Museo del Retablo y a cuyo lado se encuentra el Centro de Arte Caja de Burgos. Si subimos a su terraza, tendremos espléndidas vistas del casco histórico.

La Plaza Mayor es el centro neurálgico de la ciudad; aquí se encuentra la Casa Consistorial y confluyen tranquilas peatones con numerosos comercios. Será el momento de detenerse a comer algo.  Interesará al visitante saber que el “Queso de Burgos” es fresco, blanco, de textura blanda y sin corteza; de suave sabor, es ideal para postres o ensaladas.  Se elabora con leche de vaca, oveja o cabra, y es el queso fresco más conocido en España.

Continuamos por el Paseo del Espolón, lugar de encuentro para locales y visitantes, con hermosos jardines, árboles y edificios históricos. No se debe dejar de visitar el Museo de la Evolución Humana, diseñado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg como una caja de luz que alberga un espacio mágico. Los entusiastas de la historia podrán seguir hasta la Sierra de Atapuerca para descubrir por sí mismos la fascinante historia narrada por el Museo.

Al caer la tarde se puede ascender al mirador del castillo o recorrer la llamada “ruta de la luz”, a pie o en el tren turístico para conocer los edificios bellamente iluminados, y terminar el día comiendo algo en los alrededores de la catedral.  El queso de Burgos es rico en nutrientes y tiene pocas calorías; contiene varios minerales como calcio, sodio, magnesio y fósforo, y también vitaminas. Debe mantenerse bien refrigerado y consumirse dentro de los días de la compra. Como corolario de la comida, el “Postre del Abuelo”, queso de Burgos con nueces y miel… ¡delicioso!

Al día siguiente nos alejaremos un poco de la ciudad:  vamos a Sasamón, a treinta kilómetros, al borde del Camino de Santiago, la antigua Segisama de los celtas y donde vivió el genial escultor Salaguti cuya casa-museo se puede visitar.

Aquí veremos una famosa  fábrica de quesos perteneciente a la familia Sadornil.  Comenzamos por el Centro de Interpretación, donde se ofrece un video acerca de la familia y la forma de elaboración de los famosos quesos, con leche de vaca y de oveja, una de cuyas variedades es un queso azul curado durante un año en vasijas de barro, igual que como lo hacían los romanos hace dos mil años.

Si la idea es quedarse, la ciudad de Burgos tiene una amplia oferta hotelera, con opciones para todos los gustos y presupuestos, desde lujosos hoteles de cinco estrellas hasta hostales, pensiones e incluso apartamentos.

Es muy fácil llegar a Burgos por aire o por tierra; su aeropuerto se encuentra a 4 Km. de la capital y fue inaugurado en el año 2008. La estación de autobuses fue completamente remodelada en el año 2009 y ofrece rápidos enlaces con todas las ciudades de España y el resto de Europa. También se puede llegar en ferrocarril, hasta su estación terminal Rosa de Lima. Si están por aquí en noviembre, podrán disfrutar de la Feria de la Morcilla y del Queso de
Masa de Sotopalacios, que convoca cientos de visitantes.

Foto: Ayuntamiento de Burgos

Tags: ,

Imprimir


1 comentario

  1. Ángeles dice:

    Si vienes a Burgos no puedes olvidar visitar tampoco el Monasterio de las Huelgas, importante monasterio fundado por Alfonso VIII, como Panteón de Reyes en 1187 y retiro espiritual de las damas de la alta sociedad y de la realeza. Este conjunto está compuesto de iglesia, monasterio y dependencias de clausura para monjas cistercienses.

    La fachada de la Casa del Cordón bien merece también una visita. Se trata del Palacio de los Condestables de Castilla, aunque popularmente se conoce con el nombre de Casa del Cordón por el adorno que esiste en su fachada. En esta casa murió Felipe el Hermoso, vivió Fernando el Católico y se firmó la incorporación del Reino de Navarra al de Castilla.

    Otro monumento a visitar es el castillo de Burgos, el cual tuvo un papel importante en la historia de la ciudad. La pequeña fortaleza levantada durante el reinado de Alfonso III, en 884, año de la fundación de la ciudad. Se convirtió en gran alcázar Real, lugar de prisión, y lugar de alojamiento para notables huéspedes. La reconstrucción final del castillo fue a finales del siglo XV o a principios del siglo XVI. En 1813 los soldados de Napoleón lo volaron antes de abandonar la ciudad.

    Desde el castillo se pueden visitar las murallas, que se corresponden con las obras realizadas a instancias de Alfonso X el Sabio a partir de 1276. Como es lógico, la ciudad de Burgos contaba con otra muralla anterior, mandada construir por Alfonso VIII, que se había quedado pequeña para acoger a los barrios que, a lo largo de los siglos XI, XII y XIII, habían crecido fuera de sus puertas. de esas puertas hoy se puede comtemplar cuatro: el Arco de Santa María, entrada principal a la ciudad, la puerta de la Judería que se encuentra casi al final del paseo de los Cubos (en esta zona es donde mejor están conservadas las murallas), y es llamada así porque era la utilizada por los judíos para acceder a su barrio, el arco de San Martín, en herradura, que fue construido con ladrillo y piedra por maestros alarifes mudéjares, era utilizada por los reyes en sus visitas reales a la ciudad, y por ella los peregrinos salen dirigiéndose a Santiago, siendo muestra de ello la concha que se encuentra en el intradós del arco y el arco de San Esteban se encuentra en el tramo de muralla existente en la calle del mismo nombre. Esta puerta es la manifestación del Burgos medieval, y es sin duda la más interesante desde el punto de vista arquitectónico de todas las puertas o arcos que se conservan de la cerca primitiva.

    Merecen también visita las iglesias de San Cosme y San Damián, de San Lesmes, de San Gil, San Esteban y la de San Nicolás, en esta última, junto a la catedral, se encuentra el famoso retablo plateresco construido en piedra, obra de Simón de Colonia.

    Aún en la ciudad, si lo que quieres es pasear a la sombra de numerosos árboles, algunos de ellos exóticos, debes ir al Paseo de la Isla y su parque. En el Paseo de la Isla podréis contemplar bellos monumentos, la mayoría han sido “traídos” de pueblos de la provincia de Burgos: los arcos clásicos del Palacio de Castilfalé, la portada de estilo románico de la Iglesia de Cerezo de Río Tirón, la fuente renacentista del Monasterio de San Pedro de Arlanza…

    Si quieres tomar unos pinchos no puedes dejar de pasar por la calle de los Herreros o por la de Sombrerería, ambas cercanas a la Catedral y a la Plaza Mayor. Para tomar unas copas de noche es imprescindible pasar por la zona de Las LLanas, junto a la Catedral, o por las Bernardas, junto a la iglesia de San Lesmes.

    Cercanos a la ciudad puedes visitar el Monasterio de San Pedro de Cardeña, monasterio trapense en el que la tradición cuenta que el Cid dejó a su mujer y sus hijas al cuidado del abad al marchar al destierro, y la Cartuja de Miraflores, bellísimo edificio gótico que se encuentra en el Parque de Fuentes Blancas, a unos 3 km de la ciudad.

    Como ves, si vienes a Burgos tienes mucho que visitar.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top