Buçaco, bosque y palacio real en Portugal

bosque-de-bucaco

¿Te vas de viaje a Portugal?… Entonces, si tienes tiempo no te concentres en Lisboa y Oporto y enfila tus pasos rumbo a la parroquia de Luso, a la hermosa y siempre verde sierra de Buçaco. Esta parte de Portugal es conocida porque aquí la orden de los Carmelitas Descalzos fundaron un monasterio en el siglo XVII y cerraron toda una zona con una tapia con tres puertas que los mantenía alejados del resto del mundo. Dentro sembraron cientos de arboles de muchas especies distintas y al día de hoy este verde sector se conoce como Bosque de Buçaco.

El bosque tiene unos 950 metros de largo y la tapia se extiende por 5.750 metros con 3 metros de altura. 400 hectáreas son las que ocupa y del pasado carmelita solo quedan el claustro y la iglesia, hoy dentro de un lujoso y encantador hotel, y nueve de las once ermitas originales que están distribuidas entre los arboles,  seis fuentes y cuatro capillas más. Todo con nombre de santos, por supuesto.

Después, en el siglo XIX, dentro del bosque se construyó un palacio real, el mismo en el que hoy en día funciona el elegante y lujoso hotel. El caso es que en 1834 en Portugal se prohibieron las ordenes religiosas y por eso los Carmelitas debieron abandonar el bosque de Buçaco. La propiedad pasó a manos del estado y se derribó gran parte del convento, ya a comienzos del siglo XX, para construir el pabellón de caza de la familia real de Portugal. El edificio fue adquiriendo su aspecto actual pero los reyes solo lo visitaron una sola vez.

El palacio es un imponente edificio de estilo manuelino y dentro hay frescos, azulejos decorados pro grandes artistas, esculturas y pinturas muy valiosas. Los muebles son de época con piezas chinas, portuguesas e indo portuguesas, los pisos son de maderas de allende los mares y la galería real toda una belleza. La experiencia que ofrece a sus huéspedes es de puro lujo y es así desde finales de la Primera Guerra Mundial cuando se convirtió en uno de los destinos mas top dentro de Europa.

Foto: vía Garden Visit

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top