Baena, escapada al mundo de la oliva

baena

Baena es una sorprendente ciudad en la provincia de Córdoba, comunidad autónoma de Andalucía, donde se combina tradición y modernidad.  Con un cuidado diseño urbanístico, se destacan el paisaje histórico y la identidad del presente en esta ciudad llamada “la ciudad del olivar y el aceite”, que invita a dejarse llevar por los distintos itinerarios enmarcados en la cordialidad y hospitalidad de sus habitantes.

Para saberlo todo acerca de Baena, lo mejor es comenzar por su Oficina Municipal de Turismo; funciona en el Museo del Olivar, en calle Cañada 7 y está abierta de martes a sábados de 10 a 14h.  La historia antigua de Baena está reflejada en el Parque Arqueológico de Torreparedones, en el que las excavaciones revelaron la presencia humana en este lugar dos mil años antes de nuestra era.  Se encuentra a 22 Km. de Baena, tiene horario de invierno y verano de 9 ó 10 a 13h. según la época, y los sábados de 10 a 17h. y domingos de 10 a 14h. en invierno. Se accede a través de una muralla que fue construida en el año 600 antes de nuestra era, y en su interior encontraremos un santuario de la diosa Caelestis identificada con los partos y la fertilidad, el castillo medieval y la Fuente de la Romana, a la que se atribuyen propiedades terapéuticas.

Otro lugar para visitar es el Museo Histórico y Arqueológico Municipal, en la calle Santo Domingo de Henares 5, Edificio Casa de la Tercia, con sus colecciones sobre la Prehistoria, la Edad Media, y el famoso Crismón de Baena, hallado en el interior de una tumba, que constituye una de las mejores representaciones del monograma de Cristo y que desapareció del Museo Arqueológico Nacional.  Está abierto de martes a jueves de 11 a 14h.; viernes, sábados y vísperas de festivos de 11 a 14h y de 16 a 18h.  Ideal para perderse en sus callejuelas es la la Almedina o barrio medieval; otros lugares son el Castillo de Baena, en la plaza del Palacio, y varios templos religiosos.

La visita estrella de Baena es el Museo del Olivar y el Aceite. Recoge y documenta los aspectos más significativos de la cultura del aceite y del olivar en Baena, y ofrece experiencias para vivir con los cinco sentidos la milenaria cultura del olivo y el aceite de oliva. Se encuentra en la calle Cañada 7, está abierto de martes a domingos y días festivos de 11 a 14h. y los viernes, sábados y festivos también de 16 a 18h.; se combina con la Cueva del Yeso, una de las pocas en el mundo en su clase, con sus impresionantes lagos interiores y el Embalse de Vadomojón con sus propuestas recreativas y deportivas.

Es muy fácil llegar a Baena ya que se encuentra a sólo 60 Km. de la ciudad de Córdoba por la carretera N-432 o en autobús desde Córdoba, Granada o Sevilla. Si la idea es quedarse, encontrarán hoteles y alojamientos para todos los gustos y presupuestos, y también restaurantes, mesones y pizzerías. No importa dónde se sienten a comer, no deben dejar de saborear la especialidad local, el “revoltillo baenense” con verduras variadas, huevos y jamón, todo aderezado con el aceite de oliva con denominación de origen de Baena y acompañado con los vinos locales, con denominación de origen Montilla-Moriles. Para llevar algo de recuerdo a casa, pueden elegir entre la tradicional alfarería, la albardonería heredada de los musulmanes, las tallas en madera o los artículos de hierro forjado.

Si llegan en Semana Santa, deben saber que esta celebración es considerada de Interés Turístico Nacional ya que aquí se encuentra la única cofradía del Judío, un personaje que viste chaqueta roja bordada, pantalón negro, camisa blanca, pañuelo anudado al cuello, un casco de metal adornado con crines de caballo blancas o negras, las turbas que acompañan las cuadrillas y el tambor artesanal, que completa el ajuar.

Foto: vía Wikipedia

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top