Art Hotel Kikelet de Pécs, relax y amor eterno

hotel-kikelet

Pécs, en Hungría, es llamada la ciudad sin fronteras de los Balcanes. Poco incluída en los recorridos turísticos, ha sido designada Capital Europea de la Cultura 2010 y es una ciudad típicamente mediterránea, protegida de los vientos por hermosas montañas y que luce su arquitectura neoclásica y barroca, en edificios pintados de colores mostaza, verde o amarillo, a tono con su ambiente estudiantil y cosmopolita.  Precisamente aquí se encuentra el Art & Fit Hotel Kikelet, en las pintorescas montañas Mecsek, en el que nos vamos a alojar hoy.

Kikelet es un hotel cuya ubicación permite a los huéspedes disfrutar de espectaculares vistas de la ciudad y las montañas. Son treinta y tres habitaciones distribuidas en tres plantas en un edificio que es considerado Patrimonio Protegido, dobles, superiores y de lujo. Todas las habitaciones tienen cuarto de baño, están provistas de TV, minibar y cuentan con servicio de Internet wi-fi. Además, hay habitaciones para fumadores y no fumadores y también otras con instalaciones especiales para personas con discapacidad.

Además de su precioso entorno natural, el Hotel Kikelet es ideal para unas jornadas de mimos y relax, ya que posee un Centro de Bienestar de 560 m2 con piscina al aire libre, piscina cubierta con agua a 26°C y duchas, una sala de relajación con música suave, jacuzzi, masajes, hidroterapia, sauna finlandesa y una novedosa sala de sauna infrarroja, que brinda un calor radiante, seguro y beneficioso.

Viajar con niños no será problema: el hotel ofrece paquetes especiales para familias; todos los servicios para los niños menores de cuatro años son gratuitos, y hasta doce años tienen descuentos en la comida y la cama adicional. Otros paquetes incluyen entradas a algunos atractivos de la ciudad como el Zoo de Pécs o la torre de televisión. Además, el hotel es amigable con las mascotas pequeñas.

Ya que estamos en Pécs, aprovechemos para conocer un poco la ciudad: es un caso único en Europa pues los romaníes pueden cursar todos sus estudios en su propia lengua. Es que Pécs es un crisol de culturas que conviven en armonía, como se puede ver en su mezquita, la mejor conservada de Hungría, y la antigua sinagoga. La ciudad es pequeña y puede recorrerse a pie fácilmente; no deben dejar de visitar la necrópolis paleocristiana, la más hermosa de Europa Central, declarada Patrimonio de la Humanidad, de sobrecogedora belleza con sus frescos y cámaras funerarias; está excavada en la roca, alberga más de mil tumbas y algunas de sus galerías llegan hasta debajo de la plaza central de Pécs.

Si están con su pareja y piensan jurarle amor eterno han llegado al lugar indicado: aquí está la calle Janus Pannonius, con sus miles de candados, cuyas llaves son arrojadas luego de cerrarlos como promesa de amor.

Es muy fácil llegar a Pécs desde el aeropuerto internacional de Budapest, pues se encuentra a sólo 200 Km. de la capital de Hungría.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top