Allahabad, ciudad santa en la India

Allahabad

Agra, Benarés, Goa, Delhi… son muchas las ciudades turísticas por las que perdernos unos días en la India. Un país ingente, con una cultura y una espiritualidad únicas. Tradiciones que hunden sus raíces miles de años atrás, paisajes espectaculares, leyendas de príncipes y princesas, palacios, historias de amor… La India guarda grandes joyas en los cofres de su geografía.

Una de estas joyas es sin duda la ciudad santa de Allahabad. Situada en Uttar Pradesh, a 120 kilómetros al oeste de Benarés, es un lugar desconocido para muchos pero de una gran riqueza monumental e histórica. Su ubicación en la confluencia del Ganges y el Yamuna es más que hermosa. Ambos son ríos sagrados para los hindúes, de ahí su importancia religiosa. Asimismo es famosa entre los lugareños por albergar, cada doce años, la Kumbhamela, uno de los principales festivales del país.

Allahabad es además la segunda ciudad más antigua de la India, de ahí que actualmente esté llena de templos y palacios. Fue fundada en 1583 y, casi desde sus orígenes, fue reconocida como la capital cultural de Uttar Pradesh. Sin ir más lejos a principios del siglo XX su universidad llevaba el apelativo de la Oxford del Este. También se la conoce como la ciudad de los ministros ya que, tras la independencia de la India, siete de los trece primeros ministros del país han nacido en Allahabad.

Dentro de la ciudad hay algunos monumentos de gran interés. Empezamos por el Fuerte de Allahabad, construido por Akbar en 1583. Situado a orillas del río Yamuna, es el mejor ejemplo de arquitectura mogol de la ciudad. En su interior se encuentra la Columna de Asoka, de más de diez metros de altura, en honor a uno de los principales soberanos de la antigua India.

De la fortaleza vamos hasta el Templo Hanuman, uno de los que cuenta con mayor devoción en la ciudad. Está situado junto al Ganges, y se dice que durante las inundaciones hasta que las aguas de este río no lleguen a los pies del templo no acaban las lluvias. Los no hinduístas también pueden visitar el interior.

Como os decíamos al comienzo, en Allahabad se celebra cada doce años el festival de la Kumbhamela. En esta ciudad confluyen tres ríos sagrados, el Ganges, el Yamuna y el Saraswati, en la zona sagrada que se conoce como Triveni Sangam. Curiosamente el Saraswati no puede verse, ya que fluye bajo tierra. Para los hindúes bañarse en las aguas de esta ciudad durante el tiempo en el que transcurre el festival supone alcanzar la salvación.

Foto Vía Crispme Humza

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top