Días y noches en la Isla de Sal, Cabo Verde

santa-maria en Cabo Verde

Cabo Verde es el punto más occidental del África, en la costa norte, un archipiélago bañado por el Océano Atlántico formado por diez islas principales y unos ocho islotes, todos de origen volcánico. Antiguamente unas islas deshabitadas, fue colonizado por Portugal en el siglo XV y alcanzó su independencia en 1975.

Ubicada a unos 500 Km. del continente, de clima tropical,  Cabo Verde es actualmente una pequeña nación pujante cuya  cultura refleja las raíces africanas y los aportes de todas las corrientes que la poblaron.  De impactante belleza natural y cultural, es  internacionalmente conocida por el “morna”, un estilo de música tradicional que sirve de inspiración a muchos músicos contemporáneos, como por ejemplo Madonna, que hasta compró una casa en la Isla de Sal.

Lugares para ver y cosas para hacer

Isla de Sal pertenece al grupo de islas norteño, llamadas Barlavento. Tiene 30 Km. de largo y 12 Km. de ancho; con sus arenas blancas y 350 días de sol al año, es geológicamente la más antigua de Cabo Verde. Su economía se basó en la recolección de sal pero actualmente concentra el 50% del turismo del país con su playa principal Santa María. Los antiguos depósitos de sal se encuentran en Pedra de Lume que es el cráter de un volcán extinguido, y al norte de Santa María.

Playa de Santa María: extensa playa de arena blanca y fina, bañada por aguas tranquilas y cristalinas, de color azul turquesa. Ideal para el descanso y disfrutar unos días de playa en plena tranquilidad, también para practicar surf y windsurf.

Recorrido por la isla: Espargos es el principal centro urbano, entre Pedra de Lume y Palmeira, el más próximo al aeropuerto internacional, en el corazón de la isla. Al norte se encuentra Boa de Terra, antiguo pueblo agrícola, y la turística Murdeira. En el extremo sur está Santa María, que fue una aldea de trabajadores de la sal y actualmente es el centro del turismo de la isla. De ambiente relajado, los principales lugares para visitar son el muelle del puerto de Palmeira con sus bares y restaurantes, la plaza del pueblo, las famosas dunas y la playa de Ponta Preta.

Una visita obligada es Pedra de Lume, el antiguo yacimiento de sal; en realidad es el cráter de un volcán extinguido, de 1 Km. de diámetro, cuya base está bajo el nivel del mar; por infiltración se formó un lago y por evaporación del agua se transformó en la salina que permitió la extracción de sal desde el siglo XVIII.  La sal era transportada por cablecarriles hasta el litoral y desde allí se exportaba a otros lugares de África y de todo el mundo. Actualmente es un pequeño pueblo pesquero candidato a Patrimonio de la Humanidad; alberga un campo de golf y puerto deportivo.

Para tener en cuenta:
El idioma oficial de Cabo Verde es el portugués, por lo que hacerse entender no será difícil. Recomendamos tomar seguros básicos, de asistencia y de cancelación. Según informa la compañía, este viaje tiene plazas limitadas.

Este es un viaje hacia un lugar exótico y poco conocido como destino turístico, para disfrutar de sus playas ya que este lugar es conocido como “el Caribe africano” y su impactante cultura.

Puedes seguir leyendo en:

Cabo Verde, un archipiélago desconocido

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top