10 cosas que ver y hacer en Eslovaquia

Paisaje en Eslovaquia

Escondida entre montañas, en plenos Cárpatos, Eslovaquia es un pequeño pero precioso país con hermosos paisajes dibujados por lagos, valles fértiles regados por el Danubio y el Nitra y a la sombra de su pico más alto, el Gerlachovsky Stit, que tiene una altitud de 2.655 metros.

Belleza natural que bien podemos regar con sus vinos, famosos en toda Centroeuropa mientras disfrutamos de sus manantiales y su contundente gastronomía.

Ubicado en el centro de Europa, haciendo frontera con Polonia, Ucrania, Hungría, Austria y la República Checa, Eslovaquia es un país que hay que saber descubrir. No nos podemos ni debemos detener exclusivamente en su capital Bratislava, sino que también debemos descubrir sus castillos y pasear por algunos de sus Parques Naturales.

Éstas son las 10 cosas que os aconsejamos hacer y a la vez ver en Eslovaquia.

10 cosas que hacer y ver en Eslovaquia

1.- Bratislava, la capital. Recorrer el centro

La capital eslovaca peatonalizó su centro histórico a partir de la caida del régimen comunista. Gracias a eso, la ciudad dejó ver una ciudad armónica, elegante y muy tranquila, en el que el barroco y el rococó se dan la mano en muchos de sus edificios, en el que la cultura se abre paso a pasos forzados de la mano de sus cada vez más museos abiertos.

Precisamente el Museo Histórico de la ciudad, altamente recomendable por ser una ciudad con mucha e importante historia a sus espaldas, se sitúa en el Castillo de Bratislava, una visita que hay que hacer obligatoriamente. Desde allí tendremos unas vistas inmejorables para avistar una ciudad en la que destaca la silueta recortada de la Catedral de San Martín.

Bratislava fue capital de Hungría durante muchos años y parte por tanto de aquel Imperio Austro Húngaro hasta la primera guerra mundial; es por eso que en esta catedral de Bratislava se coronaron más de veinte reyes de la antigua Hungría.

Éste debe ser el inicio de un recorrido por algunas de las más bellas iglesias eslovacas. Otra que os aconsejo visitar es la de Santa Isabel, santuario que se construyó a principios del siglo XX, donde destacan mosaicos con la vida de la santa.

Más información: guía de viaje a Bratislava

Bratislava Eslovaquia

Bratislava, capital eslovaca

2.- Kosice, ciudad cultural

Es la segunda ciudad en tamaño de Eslovaquia, tras Bratislava, otra que destaca también por sus iglesias, pero en la que destaca, como detalle curioso, su catedral de St. Elisabeth que es la catedral gótica más oriental de Europa a la par que es la de mayor tamaño de todo el país.

Sin embargo, Kosice destaca por sus eventos cultural que provienen del fuerte empuje que recibió y del trabajo qeu se realizó hace unos años para conseguir ser en el 2013 Capital Cultural Europea.

Kosice Eslovaquia

Kosice – Eslovaquia

3.- Presov y sus vestigios soviéticos

Lo mas monumental de esta ciudad es su iglesia de San Nicolás, del siglo XIV, que destaca por su altísima torre gótica. Sin embargo, y aunque la ciudad no es demasiado monumental ni vistosa (se trata de una ciudad de origenes industriales) lo que es realmente notable de ella es los recuerdos que nos retrotraen a la era soviética, a cuando el país estaba bajo el dominio del gobierno de la extinta URSS. Aun de aquella época se conservan algunos edificios construidos en ladrillo y cemento que nos recordarán a una época que ciertamente algunos considerarían cuando menos “tenebrosa”.

Presov Eslovaquia

Presov – Eslovaquia

4.- Piestany y sus balnearios

Toca relajarse, y Eslovaquie puede presumir de balnearios y aguas termales en bastantes sitios. Sin embargo, por encima de todos destaca Piestany, una ciudad de 30.000 habitantes que está a orillas del río Vah. Lonely Planet la consideró entre los 20 mejores balnearios de Europa, pos sus fuentes termales y sus aguas curativas medicinales.

Piestany ciudad balneario

Ciudad balneario de Piestany

5.- Banská Stiavnica, ciudad minera

¿te acuerdas de las películas en las que los buscadores de oro rebuscaban entre la arena del fondo del río intentando encontrar pepitas de oro? Pues no, aquí no es cuestión de ríos, sino de minas, pero también de oro y demás de plata, piedras preciosas éstas que la hicieron famosa en los siglos XVI y XVII. Tan importante fueron que varios siglos después las tienen acondicionadas en plan turístico de modo que puedes hacer un visita por estas antiguas galerías. Aunque parezca una visita extraña, lo cierto es que el centro de esta ciudad y sus lugares más técnicos relacionados con las minas están considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Banská Štiavnica Eslovaquia

Banská Štiavnica – Eslovaquia

6.- Ruta de castillos

Toca salir de las ciudades para hacer un recorrido que nos lleve de castillo en castillo, monumentos éstos que abundan en Eslovaquia. Aunque podéis empezar por el castillo Devin, cerca de Bratislava, os recomiendo visitar el de Spissky Hrad, otro de los patrimonios eslovacos, o el castillo de Orava, o el de Bojnice donde curiosamente se celebra cada año un festival internacional de Monstruos y Fantasmas que cada temporada que pasa recibe más visitantes.

Más información: el castillo Devin, en Bratislava

Castillo Spissky Hrad

Spissky Hrad, patrimonio eslovaco

7.- Ruta de Iglesias

Al igual que castillo, en Eslovaquia abundan las iglesias, pero las que más destacan y diferencia a este país de otros, son las iglesias de madera que hay en el entorno de los Cárpatos. Hervartov, Tvrdosín, Kezmarok, Lestiny… iglesias de diferentes religiones pero también inscritas como Patrimonio de la Humanidad.

Iglesia de madera Hervartov

Iglesia de madera Hervartov

8.- Practicar senderismo por los montes Tatras

Nos adentramos en plena Naturaleza eslovaca y donde mejor que hacerlo en su parte más apreciada, la de los montes Tatras, donde además se encuentra la mayor cordillera de los Cárpatos. Es aquí, en los Altos Tatras, donde se encuentra el pico más alto de Eslovaquia, el que os mencionaba al principio: el Gerlachovsky Stit. Por cierto, podéis subir y alojaros en el observatorio que hay en Hrebienok, adonde se llega en teleférico.

Montes Tatra Eslovaquia

Montes Tatra

9.- Entrar en las cuevas de Kras Slovensky

Eslovaquia cuenta con 44 cuevas, pero si algunas hay que visitar esas son las de Kras Slovensky. Allí está la cueva de Dobsina, una impresionante cueva de hielo que se encuentra en el Parque Nacional de Slovensky. También os recomiendo visitar la cueva Domica que podréis recorrer incluso en bote.

Más información: cueva Domica, en Eslovaquia

Cueva de hielo de Dobsinska en Eslovaquia

Cueva de hielo de Dobsinska en Eslovaquia

10.- Probar la gastronomía eslovaca

Y ya para cerrar tantas andanzas, como buenos españoles, nada mejor que relajarnos frente a una buena cerveza (o un buen vino, que como os decía en Eslovaquia los hay y bastantes buenos) y unos quesos, que también los tienen muy ricos y son muy típicos, en especial, los quesos ahumados. Y si queréis algo más contundente, probad el halusky bryndzové, que es como un guiso de patata con cuajada de oveja, pero con un añadido de tocino frito. Sabroso y calórico.

halušky bryndzové tipico eslovaco

halušky bryndzové, tipico eslovaco

Cómo volar a Eslovaquia

Hay vuelos directos a la capital, Bratislava, desde Madrid, Málaga y Palma. También se puede volar con conexiones a otras capitales europeas cercanas como Viena o Budapest. A estas ciudades vuelan casi todas las grandes compañías, como por ejemplo WizzAir, con lo que podréis conseguir precios más económicos.

Más información y fotos de la oficina de turismo de Eslovaquia

Tags:

Imprimir


1 comentario

  1. Blanca susan dice:

    Hola…recorriendo el centro de bratislava me emociono un mural y un monumento hecho por andy warhol cuando visito esta ciudad. Lo hizo en honor a una antigua sinagoga que fue derribada para dar paso a una autopista. Una verdadera barbarie!!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top